Municipalidad y Seremi de Medio Ambiente supervisaron limpieza de ribera del Río Claro

La presencia de un micro basural en el sector motivó que el alcalde, Américo Guajardo, ordenara el retiro inmediato de los escombros y residuos que estarían afectando las aguas
Archivo
Publicado por: Vivimos La Noticia

El seremi del Medio Ambiente de la región del Maule, Pablo Sepúlveda, acompañó al alcalde de Río Claro, Américo Guajardo, a supervisar la limpieza de la ribera del río que da nombre a la comuna, ubicado en el sector de Peñaflor.

 

Esta acción está siendo desarrollada por la municipalidad, debido a que en la zona se constató una gran cantidad de escombros de construcción y demolición, residuos voluminosos y otros peligrosos, como envases fitosanitarios.

Lo anterior dio lugar a la formación de un micro basural ilegal, causando efectos negativos al medio ambiente y la calidad del recurso hídrico, lo que también perjudica a la agricultura de la zona.

“Los cursos de agua son tremendamente importantes para nuestros ecosistemas,  para nuestra subsistencia y para nuestra agricultura, por lo tanto, hay que cuidarlos. Este micro basural en la ribera del Río Claro es un pésimo ejemplo, porque los residuos que aquí vemos contaminan este ecosistema y perjudican la calidad de las aguas río abajo”, dijo el seremi.

Además, Sepúlveda recordó que “hoy en Chile tenemos un problema de escasez hídrica que nos está afectando fuertemente. Tenemos que resguardar nuestros cauces como fuente de biodiversidad y soporte del mundo agrícola”.

En tanto, el alcalde expresó que “tener unas aguas limpias, nos permite consumir cultivos limpios y en buenas condiciones. Hoy en día este sector se ha transformado en un basural, nuestro planeta y los ecosistemas se están destruyendo por irresponsabilidad del ser humano. Nosotros como autoridades debemos encabezar esto para que las riberas de los ríos no se transformen en microbasurales”.

La municipalidad hizo hincapié en advertir que arrojar basura a los cauces provoca una obstaculización del flujo del recurso hídrico y el desagüe de las aguas, lo que aumenta significativamente las posibilidades de inundación si se produce una crecida repentina.

Además, los microbasurales alteran el medio ambiente provocando directa e indirectamente perjuicios a la población y a los ecosistemas, porque perjudican la vegetación, destruyen el refugio y lugares de alimentación de la fauna e incluso provoca muerte de las especies de baja movilidad.

Al finalizar la visita, el seremi del Medio Ambiente instó a los alcaldes de la región a “hacerse parte y responsables también de los problemas ambientales que estamos teniendo en las comunas. (..) que puedan replicar este ejemplo para que vayamos construyendo comunas, una región y un país más sostenible”, concluyó la autoridad.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios