Sábado, 22 de agosto del 2020 · Publicado a las 16:16

Hace ocho años: Cronología de un asesino serial en Curicó

Tres fueron los homicidios que le atribuyeron a Jorge Fuentealba Plaza, aunque también fue sindicado en otros, que hasta hoy, son crímenes sin resolver.

Youtube
Escrito por Luis Alberto Cabello Garrido

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Curicó detuvo el 21 de agosto de 2012, hace ocho años, en una choza del campamento “El Esfuerzo”, al autor de tres brutales homicidios cometidos en esta ciudad en menos de 24 horas.

El historial homicida del imputado, identificado como Jorge Fuentealba Plaza (27) -alias “El Ñoco”- parte hace unos diez años atrás, cuando siendo menor de edad, acabó con la vida del funcionario de la municipalidad de Vichuquén, Sergio Santelices Cordero.

El primer homicidio que se inscribía en la historia delictual de este curicano se registró en un sitio eriazo de la parte posterior de la ex estación de ferrocarriles: el autor masacró la cabeza del occiso e introdujo la cédula de identidad en el ano de la víctima. Por este hecho, purgó una condena de varios años.

El segundo crimen cometido por este sujeto -que se reconoce alcohólico y adicto de la marihuana- se produjo el 31 de octubre del año 2011, donde su víctima fue el anciano minusválido José Muñoz Valdivia (76), con el cual había concertado una cita en horas de la noche en las inmediaciones del Cerro Condell. El homicida lo agredió en varias ocasiones, hasta que con la propia muleta le cobró la vida, asestándole golpes en la cabeza. No conforme con ello, le introdujo un tubo de inhalador en el ano. Huyó con un reloj y el elemento de apoyo del anciano minusválido.

Además, un tercer homicidio se vincula a este hombre que no posee domicilio establecido en Curicó, el cual se comenzó a gestar en agosto del 2012, fecha en la que también asesinó a su pariente, José Manuel Fuentealba (67), del pasaje Lipimávida en el barrio Aguas Negras. El modus operandi fue muy parecido, ya que también masacró la cabeza de su víctima y después le robó un televisor LCD y huyó.

Con apenas cuatro horas de diferencia, el mismo asesino en serie se trasladó un kilómetro más al poniente para ultimar al anciano Juan Manuel Vidal (78), respecto del cual también habría recibido insinuaciones homosexuales, cuando la víctima se hallaba solo cortando leña en la ribera norte del rio Guaquillo. Aquí, el agresor mató al hombre -que también vivía solo en las cercanías- y arrastró su cadáver para ocultarlo en medio de unos matorrales.

El quinto hecho de sangre que se le atribuye al curicano se concretó en agosto de 2012 en el pasaje Puerto Aysén del sector poblacional Manuel Rodríguez. En este lugar, el presunto agresor Jorge Fuentealba Plaza -tras recibir insinuaciones de tipo homosexual- golpeó la cabeza de su víctima Fernando Valdivia Chávez (47): para ello utilizó una pesa de 5 kilos que se hallaba junto a la cama. Aquí robó una bicicleta y cilindros de gas.

Se supone que con su última víctima se habían conocido estando ambos privados de libertad al interior de la cárcel pública de esta ciudad y habrían tenido algún grado de amistad, señalaron fuentes policiales.

En el momento en que el presunto criminal pasó a disposición de tribunales, se manifestó sonriente y pidió perdón a los familiares de sus víctimas, argumentando que “estaba con alcohol y drogas y me gustaría conversar con las familias para explicarles lo que pasó”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último

Ir a la Portada