Fotografía: Archivo
Publicado por: Sebastián Ormazábal
La información es de:
  • Sin duda, la Industria Azucarera Nacional S.A, más conocida como Iansa, marcó a muchas generaciones en Curicó, pero no sólo porque generó una gran cantidad de empleos, sino porque en torno a ella se relacionó gran parte de la sociedad curicana, se construyeron conjuntos habitacionales, se organizaron clubes deportivos y se generaron lazos que perduran hasta hoy.

    Inaugurada un 21 de junio de 1974, la planta Iansa comenzó sus funciones oficiales al día siguiente.  En la ceremonia de apertura, realizada en la bodega de materiales,  el entonces presidente de la Junta Militar, el general Augusto Pinochet, fue el encargado de revisar las instalaciones, ante la mirada de los funcionarios que asistieron al evento.

    Una semana antes, personal de la Junta Militar realizó un operativo especial para evitar algún tipo de atentado debido a la delicada situación que vivía el país, revisando  alcantarillas, hornos de cal y la torre difusión existente en el lugar. A ello, se pidió informes a la constructora Texas, encargada de levantar las instalaciones y el silo característico que sigue adornando el lugar.

    Cabe señalar que Iansa Curicó llegó a tener el monopolio de la producción y distribución de azúcar en Chile, además  de ser una de las primeras en terminar su producción en 2008, cuando estaba funcionando como distribuidor y embolsador de azúcar extranjera.

    En  el año 2016, la empresa confirmó el cierre de su planta en nuestra ciudad, dejando a un importante número de personas sin trabajo. "No vemos ninguna posibilidad que la remolacha vuelva a esa zona porque no hay tierra disponible. Por lo tanto, mantener abierta la fábrica de Curicó no tenía ningún sentido", fue la explicación del  gerente general, José Luis Irarrázabal.

    Foto: Luis Ladrón de Guevara (1974).