Fotografía: Archivo
Publicado por: Sebastián Ormazábal
La información es de:
  • Dueño de una pluma inigualable, admirador de “Pepo” (creador de Condorito) y curicano hasta la médula de sus huesos, Luis Aladro Moreno, fue un artista en todas sus formas.

    Aunque su pasión se desarrolló paralelamente a sus labores en el empresariado, sus caricaturas a diversas personalidades de la colonia española de Curicó, fueron un fiel reflejo de la sociedad durante la segunda mitad del siglo XX.

    En una entrevista otorgada a Tell Magazine, señaló que su pasión siempre fue comprendida en su entorno familia, incluso por su esposa, Gloria Cueva. “Siempre me pregunta a qué hora me voy acostar y yo sigo de lo más bien instalado en una pieza donde guardo todas mis cosas”, señaló.

    Su gusto por el arte del dibujo comenzó cuando era estudiante del Instituto San Martín, donde pasaba horas elaborando retratos de sus compañeros y profesores, a los que imprimía una cuota humorística transformándolos en entretenidas caricaturas.

    Con los años siguió con su hobby, incluso era tan grande  su habilidad para retratar y plasmar diversos ámbitos de la sociedad, que su aceptación lo llevó a exponer en el año 2008 en la Feria de Artes Visuales de Maule, donde expuso sus obras con el nombre “Curicó Del Alma Mía”, dibujos que luego eran visibles en el Estadio Español de la ciudad.

    También fueron conocidas sus publicaciones semanales en Diario La Prensa, que incluso lo llevaron a pensar a dedicarse 100 por ciento a sus trabajos, lo que finalmente desistió. “Mis amigos me dicen que en vez de haber estado toda una vida en una fábrica de baldosas, debería haber explotado mi veta como dibujante, pero la verdad es que no soy ambicioso. Tuve la oportunidad de aprovechar mis condiciones, pero no estoy arrepentido, porque siempre me están mandando a hacer cosas, aunque la verdad es que me cuesta mucho ponerle precio a mis trabajo”, señaló´.

    Su relación con la sociedad y su aporte cultural y artístico, le valió ser nombrado Hijo Ilustre de Curicó en el año 2007.