INDH se querelló por nuevos casos de torturas en comisaría de Talca

Las denuncias indican que efectivos carabineros habrían sometido a desnudamientos, revisiones corporales y sentadillas a las personas detenidas en el recinto. Además, aseguraron haber sido golpeadas al momento de su arresto
Archivo
Publicado por: Marco Díaz

La sede regional en el Maule del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), anunció que sumó nuevas acciones judiciales por diversos hechos calificados como torturas, las que habrían sido causadas a diez jóvenes en la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca.


Por medio de un comunicado, el organismo indicó que estas personas denunciaron haber sido desnudadas, sometidas a revisiones corporales, obligadas a hacer sentadillas y sufrido golpes de puños, pies, ahorcamientos, hostigamientos y amenazas mientras eran detenidas por los efectivos policiales.

Hasta ahora, se han presentado siete querellas y otras tres se encuentran en preparación. En las ya ingresadas, se solicitaron medidas de protección para que las víctimas puedan tener seguridad y resguardo a su privacidad.

En tanto, el tribunal instruyó que estas peticiones sean dirigidas al Ministerio Público, quien respondió mediante oficio que se iban a ir evaluando caso a caso, por lo que en virtud de los méritos se irán concediendo.

A un mes de iniciado el estallido social a nivel nacional, la sede maulina del INDH ha interpuesto un total de 29 querellas por violaciones a los derechos humanos. Una de estas se realizó por cargos de homicidio simple en contra del militar que habría asesinado a José Miguel Uribe Antipani (25), joven quien murió de un disparo en Curicó.

De las restantes acciones judiciales, que apuntan contra Carabineros, dos son por violencia innecesaria con lesiones graves (en un caso, contra un menor de edad), tres por lesiones graves, quince por apremios ilegítimos (de los cuales dos son menores de edad) y ocho querellas por torturas, una de las cuales se refiere a una niña.

La jefa del INDH del Maule, Nadia Gutiérrez, señaló que “la tortura reviste el carácter de una violación grave a los derechos humanos, reconocido por tratados internacionales que se encuentran vigentes en Chile. Por lo tanto, el Estado tiene la obligación de prevenirla y sancionarla, en términos de la Convención contra la Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

“Son casos graves de violaciones y la sede hará todas las acciones necesarias para que se investiguen los hechos, se sancionen a las personas responsables y las víctimas tengan reparación”, agregó Gutiérrez.

Cabe señalar que el organismo ya se querelló por torturas en el caso de una menor de edad quien, durante el toque de queda, fue detenida mientras se encontraba con su hermano y su pololo. Lo anterior, sin que le informaran el motivo de su detención, siendo sometida a desnudamiento para revisión y a realizar sentadillas en la 4° Comisaría de Talca.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios