Martes, 04 de agosto del 2020 · Publicado a las 12:46

Alcalde de Vichuquén respondió a infracciones en Planta de Tratamiento de Aguas en Llico

Tras conocerse los cargos imputados por la Superintendencia de Medio Ambiente, Roberto Rivera aseguró que los problemas existen desde la construcción de las instalaciones y que se prepara un proyecto nuevo para la localidad costera

Archivo
Escrito por VLN Radio

Luego de que la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) formuló cargos contra la Municipalidad de Vichuquén, debido a infracciones en la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas (PTAS) en Llico, de la cual es titular, el alcalde de la comuna, Roberto Rivera, se pronunció públicamente sobre el tema.

Este lunes, la SMA informó sobre ocho cargos, uno de ellos calificado como gravísimo y referido a que el municipio “no ha realizado los trámites para la obtención de una resolución de programa de monitoreo de la descarga de sus aguas tratadas”.

En tanto, cinco imputaciones graves se relacionan con que no se cuenta con un sistema de medición de caudal tratado, junto con no realizar monitoreos de calidad de aguas del afluente descargado al estero Llico, entre 2017 y 2020.

A lo anterior, se suman dos infracciones leves por la generación de olores molestos atribuidos a la no implementación del programa de mantención, entre otras faltas anotadas.

Tras conocer los cargos, el alcalde aseguró que “la planta arrastra un problema estructural y administrativo desde su construcción, hace ya 20 años (…) ha trabajado en la más absoluta informalidad en todo este tiempo, no tiene recepción definitiva. Hemos hecho grandes esfuerzos para administrarla y hacerla funcionar, con esos equipos tan rudimentarios que tiene y que por cierto están observados por la SMA desde 2010”.

Asimismo, Rivera señaló que el municipio ha hecho varias inversiones para atenuar los problemas en las instalaciones, “la última de ellas el verano recién pasado, por más de $25 millones, para mejorar el sistema de aireación, que fue lo que finalmente generó la situación de malos olores. También con el sistema de cloración, que fue cambiado por aplicación de ozono que ha demostrado ser mucho más amigable con el medio ambiente”.

Sin embargo, el jefe comunal reconoce que pese “al esfuerzo importante por manejar la planta de la mejor manera posible, nunca es suficiente cuando hay que trabajar con un equipo antiguo que está en una situación detrimental”.

Ante esta situación, el alcalde apuntó que su administración está enfocada en un proyecto de construcción de una planta nueva para Llico. “Tenemos el proyecto ya presentado, el diseño de ingeniería está listo y fue expuesto ante los organismos pertinentes”.

“Hoy está siendo sujeto a revisión, para buscar los recursos de inversión que resuelvan este problema de manera definitiva, pensando en el presente y en los volúmenes futuros, dejando espacio para que Llico se proyecte y crezca como esperamos”, cerró Rivera.

Según lo comunicado por la SMA, la municipalidad podrá ser objeto de clausura de la planta o recibir una multa de hasta 10.000 unidades tributarias anuales (UTA), respecto de la infracción gravísima. En tanto, por las graves arriesga pagar hasta 5.000 UTA, mientras que por las leves puede ser objeto de una amonestación por escrito o multa de hasta 1.000 UTA por cada una.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último

Ir a la Portada