Miércoles, 15 de Febrero del 2017 · Publicado a las 16:12

Madereros piden eliminar o flexibilizar exigencia de reforestación

Archivo
Escrito por VLN Radio

 

Álvaro Mauricio Valdés | Periodista

 

180 mil hectáreas de plantaciones forestales se quemaron durante los incendios forestales en la Región del Maule.

Empedrado fue la más dañada, con 51 mil hectáreas que equivalen al 90 por ciento del total de la superficie.

En CORMA (Corporación Chilena de la Madera), el Presidente Regional Nicanor Rodríguez señaló que el perjuicio provocado por el fuego al rubro forestal tiene dos líneas de acción “hemos agrupado esta catástrofe en dos grandes grupos: lo que tiene que ver con las industrias y plantas de procesamiento quemadas y el otro gran grupo tiene que ver con el patrimonio forestal quemado. Son soluciones de largo plazo en todo lo que sea pérdida del patrimonio forestal. Los costos que significan las pérdidas no los puedo dar en este minuto porque me aventuraría a cometer un error”.

Es imprescindible formar un grupo de expertos para que estudie y recomiende medidas de mitigación, dijo, una de las cuales podría ser la forestación inteligente, es decir, que cada pequeño propietario tenga la libertad para reconvertir.

Podría optar por una quinta frutal o bien plantar árboles nativos, etc.

MUCHO COMBUSTIBLE NATURAL

 

Entre las Regiones de O´Higgins y Maule, se quemaron 295.082 hectáreas boscosas en la cordillera de la costa que se caracteriza por un ambiente seco, de mucha plantación forestal en forma continua, con alta densidad y marcada acumulación de combustible natural.

El Presidente Nacional de CORMA, Fernando Raga dijo que el Ejecutivo debiera flexibilizar el plan de reforestación que se obliga cada dos años “hay gente que se siente presionada por la Ley Forestal porque piensan que al perder por incendios sus bosques van a tener que financiar una reforestación, porque la ley lo dice, cada dos años. Pedimos a las autoridades que lo flexibilicen o eliminen para la gente mediana y pequeña que fue perjudicada en este siniestro. Es importante acudir en apoyo de todas las instalaciones medianas y pequeñas de madereras, molineras, aserraderos, barracas. Hay dos o tres industrias dañadas que tenemos identificadas. Eso tiene urgencia para que la gente no quede cesante o paliar lo más posible el efecto de cesantía que se pueda producir”.

El catastro físico realizado por CORMA, establece que en la Región del Maule se quemaron 43 instalaciones de medianos y pequeños propietarios, más un aserradero ubicado en Santa Olga.

Sin embargo, es necesario que el Gobierno abra un registro en donde los forestadores reporten sus daños y el estado en que quedaron sus respectivas plantaciones.

 

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último