Martes, 11 de Agosto del 2020 · Publicado a las 18:02

Alcalde de Sagrada Familia denuncia que afuerinos burlan controles sanitarios

La autoridad aseguró que familiares y conocidos de estas personas los encubren, por lo que no han logrado expulsarlos de la zona

Archivo

Pese a los esfuerzos de las autoridades, los controles sanitarios que se realizan en la comuna de Sagrada Familia desde que comenzó la pandemia en marzo pasado, han sido vulnerados por afuerinos que logran ingresar, siendo protegidos posteriormente por familiares y conocidos residentes.

Así lo denunció en Sala de Prensa de VLN Radio, el alcalde, Martín Arriagada (UDI), quien señaló que la situación más grave se registra en la localidad de Villa Prat, donde ha llegado un número importante de personas de Santiago, Concepción y otras ciudades del país a pasar la cuarentena, con el riesgo de contagiar a los habitantes de la zona.

“Hasta el día de hoy, los alcaldes no tenemos un gran respaldo de cómo podemos realmente sacar a las personas que tienen una segunda vivienda. Hemos llegado a lugares donde los mismos residentes se encargan de proteger a quienes vienen de otro sector de Chile”, lamentó la autoridad.

Asimismo, Arriagada no descartó que estas mismas personas foráneas sean las que no acatan las medidas que aplica el municipio, para evitar la propagación de la pandemia generada por el coronavirus, como por ejemplo el uso obligatorio de mascarilla.

Pese a lo anterior, el alcalde rescató que los habitantes han respetado la ordenanza municipal “que exige el uso de mascarilla, han sido súper obedientes y también con el tema del cierre a las 21:00 horas de los negocios, lo que se ha acatado. Eso nos da tranquilidad”.

“En este momento tenemos 33 casos activos. Eso también es un aliciente, porque nos hemos preocupado que los que no van a la residencia sanitaria, de que no salgan a comprar y que sus necesidades básicas las cubramos nosotros”, explicó la autoridad.

El alcalde también precisó que “en esa ordenanza, sale que la gente que entra a la comuna, especialmente los furgones que vienen con trabajadores, la locomoción colectiva, deben tener una lista de quienes ingresan. La gente que llega de otros sectores actúa como si fuera un pueblo sin ley. Carabineros debería hacer sus rondas y, como es una ordenanza municipal, pasar la infracción que corresponde. No puedo echarles la culpa, ya que son pocos para la comuna”.

Al ser consultado sobre las cajas con mercaderías para las familias necesitadas, el jefe comunal señaló que “han sido un dolor de cabeza para los alcaldes del Maule. Llegaron las primeras desde el Estado y el Gobierno Regional tuvo un problema para adquirirlas, lo aprobaron en abril pero tuvieron un problema con la Contraloría”.

“Ahora, llegó una cantidad de cajas no menor que ya estamos entregando en los diferentes sectores, nos demoraremos 15 días en distribuir las dos mil unidades en la comuna. Antiguamente, ya habíamos entregado 700 que llegaron del gobierno y 1.200 de la municipalidad, dada la demora”, mencionó Arriagada.

En relación a esto último, el alcalde proyectó que “de aquí a no más allá del 20 de agosto, queremos entregar sobre 3 mil canastas. Después, nos llegarán 1.200 del Gobierno Regional y con eso cubriremos las necesidades de la comunidad”.

Por último, la autoridad se refirió a los reclamos de algunos beneficiarios, que acusaron diferencias entre las marcas de las cajas municipales con las del gobierno: “Yo no sé qué tan mal agradecida puede ser una persona que recibe nuestra canasta, que es bastante más abultada, de mejor calidad y con marcas conocidas. Qué pena que la gente de la comuna diga que son de mala calidad”, dijo.

“No creo que marcas como Carozzi y Luchetti sean de mala calidad, como las del Gobierno que mandan de algunas que no hemos escuchado en nuestras vidas. Si nosotros vamos a entregar algo, debe ser bueno y digno para nuestros usuarios. Baja el ánimo escuchar estas cosas”, cerró Arriagada.

Sigue la cobertura completa

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último