Viernes, 13 de noviembre del 2020 · Publicado a las 12:04

Seremi de Salud del Maule fiscalizó cocinerías de calle Mónica Donoso en Curicó

Entre las principales faltas detectadas, se encuentra la falta de distanciamiento entre las mesas para los comensales, lo que deberá ser subsanado a la brevedad

Archivo
Escrito por VLN Radio

Desinformación, faltas al código sanitario y varios restaurantes con observaciones por subsanar para continuar funcionando, encontró en su recorrido por Curicó la seremi de Salud del Maule, Marlenne Durán, quien junto a una cuadrilla sanitaria visitó las principales cocinerías del Mercado Municipal.

El recorrido de la autoridad sanitaria comenzó en el boulevard de calle Mónica Donoso, en pleno horario de almuerzo y donde se detectó una serie de inconvenientes, entre los que más se repitió fue la falta de distanciamiento entre las mesas de los comensales.

Al respecto, Durán, señaló que “Curicó, después de un largo tiempo, pasó a la Fase 3 donde disminuyen las restricciones. Una de ellas es que los restaurantes ya pueden comenzar a atender personas, no solamente con delivery, sino que también en terrazas y dentro de los recintos, con un 25% máximo del aforo permitido”.

“En esta primera fiscalización, dejamos todas las indicaciones y más tarde nuevamente pasarán los funcionarios para ver si se cumplen, de lo contrario vamos a tener que realizar sumario sanitario”, advirtió la seremi.

En ese sentido, la autoridad indicó que el propósito “es que disminuyan los contagios. Que las personas no piensen que ya se está acabando la pandemia, porque no es así. Curicó solo tiene indicadores mejores que los de semanas anteriores, eso les permitió avanzar de fase pero el peligro de contagio es el mismo”.

Acerca de la jornada en el Mercado Municipal, Durán explicó que “en general, no se cumple con la normativa. Los restaurantes no tienen la distancia mínima entre las mesas de las terrazas, que es de dos metros, lo mismo con el aforo máximo”.

“Integraremos a nuestro equipo de la seremi cuadrillas sanitarias, que estarán educando desde el próximo lunes en esta comuna. La idea es hacer entender a las personas la importancia de las medidas, no que usen la mascarilla solo cuando ven a un fiscalizador o a un carabinero, eso no tiene sentido pues es para protegernos. Existen muchas personas que son asintomáticas, por lo que cualquiera que esté delante o al lado nuestro podría contagiarnos”, agregó la seremi.

En tanto, los locatarios de calle Mónica Donoso apuntaron que por la falta de espacio en las veredas, la mayoría de las terrazas no cumplen con las distancias mínimas para atender a sus comensales. Por ello, la empresaria gastronómica, Gloria Geldres, solicitó al alcalde, Javier Muñoz, el cierre de la calle que impida el tránsito vehicular.

“Si pudiera hacerse y que nos preste ahí afuera, podríamos estar más separados. Después de 9 meses, ya podemos trabajar y manejar al día las contribuciones, pagar el puesto mensualmente, pues yo lo solventé con mi jubilación para no perderlo. Ahora, si el señor alcalde da más facilidades, vamos a tener cómo pagar más desahogadamente lo que corresponde”, comentó Geldres.

Por su parte, la administradora del Mercado Municipal, Nelly Midleton, confirmó que se está negociando con los empresarios de Mónica Donoso, para dentro de los próximos días suspender el tránsito entre las calles Manuel Rodríguez y Peña.

“Efectivamente, existe la posibilidad de cerrar. El problema es que los locatarios que trabajan ahí, manifestaron que la gente va a circular por la calzada vehicular y no va a querer almorzar porque quieren que pase por ahí. Como ellos tienen el toldo ya hecho, tendrían que poner otro para ampliar”, precisó Midleton.

En cuanto a los negocios que están dentro de la nave central del mercado, donde los pasillos no se pueden ampliar, algunos han quedado desventaja frente a sus colegas, como es el caso de María Victoria Barrios, del local 55.

“Que sean todas parejas, ningún problema. Los que pueden poner mesas, trabajan tranquilamente. Tenemos cerrado desde el 21 de marzo, he dejado de trabajar por meses y necesitamos hacerlo pero con dos mesas acá, ¿qué vamos a hacer? Seguiremos en la misma, tendremos que sacar plata que no tenemos para pagar arriendo”, lamentó María.

La mujer relató que desde agosto no ha podido pagar el arriendo de su puesto, por lo que conversó con la administradora y la seremi de Salud, “quien me autorizó a poner dos mesas adentro y tres o cuatro afuera, así respiramos un poco más”.

Tras el procedimiento, ninguno de los locales quedó con prohibición de funcionamiento, pero varios de ellos recibieron observaciones que deberán subsanar a la brevedad posible.

Fiscalizan restoranes tras ingreso de Curicó a fase 3

🔴 [#UrgenteVLN] SEREMI de Salud fiscaliza cumplimiento de medidas sanitarias en #Curicó

Posted by VLN - Radio on Wednesday, November 11, 2020

Sigue la cobertura completa

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último