Jueves, 30 de julio del 2020 · Publicado a las 10:12

Las cadenas de reparto en Curicó ven reactivada su economía durante el COVID-19

El delivery, como se venía diciendo, está siendo decisivo, puesto que no solo está ayudando a abastecer a las familias, sino que, además, está estimulando el trabajo en restaurantes y la industria alimentaria.

Archivo
Escrito por VLN Radio

Ante un panorama desolador, alrededor de 110000 vecinos continúan bajo cuarentena debido a la persistencia de los contagios. Como indica Roberto González, gobernador de Curicó, el Ministro de Salud amplía por una semana más el confinamiento de la comuna, rogando a los vecinos que permanezcan en sus domicilios y respeten las recomendaciones sanitarias.

Si bien este margen de tiempo ayudaría a tomar mayor control de la situación, el parón de las principales industrias de la zona, especialmente la del motor y manufacturera, podrían afectar irremediablemente a las estimaciones para el ingreso medio anual.

Aunque por suerte, la industria agropecuaria continúa generando ingresos junto con el sector repartos que, en lo que va de año, ha aumentado satisfactoriamente su popularidad gracias a las inversiones de I+D, que desde hace años han contribuido a la mejora de las distintas industrias, pudiéndose destacar el brillante apoyo al comercio y las mejoras destinadas a transporte y almacenamiento.

El servidor DataChile muestra cómo ya en el año 2014 Maule apostaba por la investigación y el desarrollo sociotecnológico a través de inversiones que oscilaban los US $2 mil. Este constante movimiento hacia la mejora podría llegar a ser un apoyo incondicional en estos momentos en los que gran parte de la economía se mueve de forma electrónica.

El delivery, como se venía diciendo, está siendo decisivo, puesto que no solo está ayudando a abastecer a las familias, sino que, además, está estimulando el trabajo en restaurantes y la industria alimentaria. Por poner un ejemplo, cada vez que una familia pide un plato como podría ser sushi, un restaurante compone el pedido con el pescado que previamente encargó, tras esto un repartidor lleva rápidamente la comida hasta la familia que realizó el pedido, cerrando un ciclo de compra-venta que ayuda a mantener la economía.

Como resultado, aunque es cierto que no hay un margen amplio en el que defenderse, es posible afirmar que se cuenta con recursos suficientes para hacer frente a la situación hasta nuevo aviso para retomar las transacciones económicas habituales.

Sigue la cobertura completa

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último

Ir a la Portada