Jueves, 05 de Abril del 2018 · Publicado a las 15:57

Notifican a instituto Santo Tomas por demanda de ex estudiantes de la carrera de perito forense

Archivo
Escrito por Luis Alberto Rivera

En el 2005, un número importante de jóvenes ingresaron a estudiar la carrera de Perito Forense  en el Instituto Profesional Santo Tomas de la ciudad de Curicó-cuya sede se ubicaba en calle Maipú esquina de Montt-, sin embargo con el pasar de los meses se fueron dando cuenta que dicha profesión estaba siendo cuestionada, debido a que era una labor de las policías.

Sin perjuicio de lo anterior, continuaron, y en el 2007, a través del programa de televisión “Esto no tiene nombre”, los estudiantes se enteraron que era una carrera “fantasma”.

Lugardo Gutiérrez Díaz, uno de los ex alumnos del Santo Tomás , dio a conocer a VLN Radio, parte de la historia que vivió un número importante jóvenes curicanos, que estudiaron una profesión que nunca pudieron desarrollar.

“En el año 2005 ingresamos a estudiar la carrera de perito forense en el instituto profesional Santo Tomas de la ciudad de Curicó, en esos años se ubicaba en calle Maipú con Montt, todos mis compañeros dábamos lo mejor para obtener buenas calificaciones, estábamos muy motivados, pero con el pasar de los meses nos fuimos dando cuenta que nuestra carrera la cuestionaban nuestros mismos profesores y nos indicaban que; No íbamos a  encontrar trabajo en el sector público, ya que para eso estaban las policías     (Carabineros y PDI)  y a lo menos debíamos tener 8 semestre como mínimo para que un abogado particular nos pudiera contratar para realizar informes técnicos”.

“Después de esa información sentimos que nuestros sueños se vinieron abajo, pero de igual forma seguimos estudiando. Al pasar unas semanas y  después de haber escuchado que no íbamos a encontrar trabajo,  en  televisión y específicamente en  un programa que se llamaba “Esto no tiene nombre” apareció que era una carrera fantasma”.

(https://www.youtube.com/watch?v=LTCrUqfyK3I)

“Después de ese reportaje nos convencimos que claramente íbamos a ser unos  futuros cesantes por un mal análisis de cobertura laboral  del instituto Santo Tomas. Después de eso fuimos a hablar con el rector de la sede para que nos dieran una explicación de la situación que apareció en televisión y nos indicó que (el reportaje) era una mentira. Luego en las mismas clases fuimos preguntando a nuestros profesores, entre ellos fiscales, carabineros y detectives de la policía de investigaciones de alto rango en la zona de Curicó y ellos nos confirmaron que lo que había aparecido en televisión era verdad”.

“A partir de eso quedamos decepcionados y con nuestros sueños frustrados y también nuestra familia que día a día hacía  tremendos esfuerzos  para pagar  la mensualidad, pasajes, compra de materiales y alimentación diaria, varios de nosotros nos endeudamos para cancelar de forma anual. Como habíamos cursado prácticamente 2 años y a puertas de terminar la carrera, seguimos para terminar el proceso”.

“Una vez cumplido lo anterior, se nos presentó el problema de la práctica profesional, nadie sabía dónde hacerla, debido a que en ninguna parte nos recibían y menos después de lo que apareció en el programa “Esto no tiene nombre”. En este sentido, el instituto Santo Tomos contrato a una persona para que nos buscara practica y nos pudiera insertar laboralmente , pero el resultado fue nulo y las personas que pudieron hacer practica estaban para sacar fotocopias y servir cafés , al final nos titularon sin una práctica laboral”

“A partir de eso nos reunimos todos los compañeros y nos organizamos para interponer una demanda colectiva en contra del Santo Tomas, en ese momento contratamos un abogado de Santiago que nos cobró para iniciar la gestión la suma de 30 mil pesos por cada uno de nosotros (1.800.000 aproximadamente), sin embargo fuimos estafados porque no hizo nada, después buscamos a otro que nos dejó botados en la causa y finalmente con nuestra actual abogada Carolina Muñoz, con quién iniciamos la demanda como corresponde en el año 2010 ( Causa 2547-2010) y tras 7 años en gestiones en tribunales, en octubre del años 2017 logramos la sentencia por indemnización la que determinó que algunos alumnos deben recibir un total de 4 millones, otro grupo 3 millones y otro 1 millón de pesos.

La sentencia de indemnización fue notificada por cédula al abogado del Instituto Santo Tomás, Alberto Herrera Espinoza.

VLN Radio se contactó con la oficina del profesional para conocer la respuesta, sin embargo su  secretaria informó que la próxima semana podría estar opinando sobre el tema.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último