Viernes, 18 de noviembre del 2016 · Publicado a las 08:27

“La madrastra” quiere abandonar la celda de aislamiento

Archivo
Escrito por VLN Radio

juicio_madrastra (18)

    Mediante una carta escrita por su puño y letra, Vanessa Pamela Trigari Torrejón de 29 años, está solicitando al Tribunal Oral de Curicó queden sin efectos las medidas de seguridad de las cuales es beneficiaria, y que la han mantenido en una celda de aislamiento para resguardar su integridad, desde el día en que fue detenida por el crimen del pequeño Ángel Márquez. Recordemos que Trigari fue condenada por el asesinato de su hijastro de 4 años, niño al cual habría asfixiado, escondido en una mochila, y posteriormente abandonado en un canal de regadío cercano a su vivienda. Un hecho que con el paso de los meses se transformó en uno de los casos judicial más escabroso de la historia policial chilena. La misiva escrita por “la madrastra” e ingresada al tribunal curicano a fines de octubre, describe el encierro en la celda de aislamiento, como una situación “insana” para su salud mental y emocional. En su argumentación la mujer condenada a cadena perpetua por el crimen del hijo de su pareja, se dirige a la magistrado Gloria Hernández para que se reconsidere la medida de aislamiento en la que ha permanecido durante 1 año y 3 meses. Sin embargo, el organismo competente para resolver este asunto es el tribunal oral de Curicó, y no el de Molina. “Estoy sola en una celda, y esto no me ayuda debido a que emocional y psicológicamente es insano no poder hablar con nadie”, dice el documento al que tuvimos acceso de manera exclusiva. La condenada asegura que la población penal de la cárcel de mujeres de Cauquenes (donde permanece recluida), no tiene problemas con ella y su presencia. “Hoy vengo a pedir que quede nula la medida de protección a mi favor, para poder empezar a convivir con las (demás) internas” agrega la mujer que hasta la jornada en que se reportó como desaparecido al pequeño  de cuatro años, vivía en la casa signada con el número #2072, en la Avenida Sur de Molina. A juicio de Vanessa Trigari las imputadas, las condenadas y la población penal de la cárcel de Cauquenes no rechazan su presencia en los espacios comunes, por el contrario, solicitó expresamente no ser trasladada a otro recinto penitenciario de la región o el país. “Acá tengo mis redes de apoyo, y puedo empezar a hacer conducta” argumenta en el documento que se hizo llegar al tribunal oral curicano. Cabe recordar que la mujer fue condenada a presidio perpetuo simple, lo que se traduce en que deberá pasar el resto de su vida en prisión, sin embargo, si su conducta al interior del centro penitenciario es buena, después de 20 años tras las rejas, podrá postular al beneficio de la libertad. La carta manuscrita termina con las siguientes palabras, “ruego a usted su comprensión, espero tener una buena acogida a mi solicitud, de antemano muchas gracias, atentamente, Vanessa Trigari Torrejón”. Si bien es cierto, la condenada dirigió el documento a la magistrado Hernández de Molina, la carta fue recibida por la juez presidente del tribunal oral de Curicó, quien ordenó se ratifique directamente con la mujer su deseo de salir de la celda de aislamiento. El abogado defensor de la mujer Esteban Arévalo, confirmó la información, y aseguró que cuentan con la aprobación de Gendarmería para darle curso a la medida.    ]]>

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último

Ir a la Portada