Jueves, 10 de Diciembre del 2020 · Publicado a las 14:20

Radio operadores torreros de Conaf denuncian precarias condiciones laborales

Por medio de una carta, los funcionarios acusaron falta de infraestructura segura para realizar vigilancias, construcciones deficientes de las torres y falta de abastecimiento de recursos básicos, además de bajas remuneraciones

Archivo

Un par de horas paralizados se mantuvieron los funcionarios de Conaf, en la Región del Maule, quienes prestan servicios como radio operadores y vigilantes de las torres de observación para alertar de posibles incendios forestales en varios cerros del territorio.

Mediante una carta, los trabajadores denuncian su descontento con el deterioro de las condiciones laborales que les aquejan, dicen, desde hace varios años y que hasta el momento no han tenido soluciones concretas.

Uno de los casos más emblemáticos se denunció en el sector de Los Quillayes, comuna de Sagrada Familia, donde los funcionarios reportaron que no existe la infraestructura necesaria para un desempeño seguro. En la misiva, indican que faltan baños, comedores y algún sector que permita a los funcionarios resguardarse del sol.

Asimismo, los vigilantes de incendios forestales denuncian que las torres tienen gran parte de su estructura dañada con maderas podridas, piezas de estructuras faltantes y ausencia de equipos de seguridad.

“Con respecto a las cabañas, denunciamos la falta de dotación de muebles y utensilios de uso doméstico, esenciales para el descanso, la higiene y el orden del espacio. Por ejemplo, faltan camas, muebles para la ropa, sillas y mesas, entre otras cosas, lo que debe ser entendido en un contexto de completo aislamiento. Cada artefacto, por muy insignificante que se vea, en este trabajo es indispensable”, señalan los radio operadores.

A lo anterior, dice la carta, se suma que “los abastecimientos de alimento y agua, se han visto deteriorados y disminuidos desde hace tiempo. Esta problemática aqueja de manera general a todas las unidades, ya que cada año recibimos comida en descomposición, verduras en mal estado, disminución de las raciones e incluso la falta de algunos alimentos esenciales para la dieta semanal de los trabajadores”.

En ese sentido, la falta de hidratación sería uno de los puntos críticos, “ya que hemos recibido denuncias de parte de nuestros colegas de que el agua que llevan a las unidades no es potable, sino que de río y otras fuentes naturales. En otras torres, son los propios trabajadores los que se ven obligados a abastecer a la unidad, sin ningún tipo de retribución por parte de la empresa”, denuncian los funcionarios.

Otro de los focos de discusión es la carga laboral en relación a los sueldos percibidos, sobre lo que los radio operadores señalan que “los horarios de trabajo y las funciones que realizamos dentro de la empresa, han aumentado con el tiempo. En la actualidad, Conaf ha realizado convenios con empresas forestales privadas, cuyos compromisos han recaído en los hombros de los trabajadores sin ningún tipo de remuneración”.

“De esta forma, los radio operadores deben contestar radios de empresas privadas, llenar bitácoras y otro tipo de informes, teniendo que realizar el mismo trabajo que hace para Conaf pero de manera completamente gratuita. Nos preguntamos, ¿dónde quedamos los trabajadores dentro de los supuestos beneficios de los convenios contraídos con las empresas forestales?”, cuestionan los vigilantes.

Asimismo, los funcionarios describen que “esta es la actual situación de una empresa estatal, que por lo visto no conoce la ética por la defensa de los intereses nacionales, mucho menos por entablar una relación justa con sus trabajadores. Muy por el contrario, las situaciones descritas demuestran la completa indiferencia con la que Conaf trata a sus trabajadores, como meras herramientas intercambiables con otras empresas”.

“Nuestra molestia no es injustificada, quisiéramos tener un trabajo con remuneraciones justas, dignas y con seguridad en las condiciones laborales. Lamentablemente, hemos sido testigos del deterioro de esta empresa con respecto al trato con sus trabajadores, como también del afán de conseguir y cumplir los convenios con las empresas forestales que solo cuidan sus intereses económicos”, concluye el escrito.

Tras conocer estas demandas de los radio operadores, el jefe del Departamento de Protección Contra Incendios Forestales de Conaf, Dante Bravo, solicitó vía radial que  “depongan la actitud conflictiva y retomen sus trabajos a la brevedad posible, en forma normal”.

“Se les recuerda que en ningún momento se manifestó que estaban en paro, por lo que con altura de miras se les pide mantener un canal de diálogo permanente para solucionar los problemas o explicar las condiciones de trabajo, que generan preocupación”, señaló Bravo, sin más información por entregar.

En consecuencia, los funcionarios advirtieron que podría generarse un paro indefinido de actividades en la función de advertir oportunamente la detención de los incendios forestales en el Maule. Esto, justo al inicio de la temporada 2020-2021 en la que se prevé un incremento de siniestros dadas las actuales condiciones medioambientales.

Sigue la cobertura completa

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último