Lunes, 24 de Agosto del 2020 · Publicado a las 13:51

Proyecto de la UTalca pretende ayudar a empresas a cumplir con plan de descontaminación atmosférica

La iniciativa FIC, “Transferencia reducción de emisiones atmosféricas en MiPyMes en zonas saturadas”, busca apoyar los cambios e inversiones tecnológicas para operar bajo la normativa

Archivo
Escrito por VLN Radio

A tres años del inicio oficial del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) en Talca, las empresas deberán adecuarse a la normativa realizando inversiones para cumplir con la normativa. En este sentido, el Centro Tecnológico Kipus de la Universidad de Talca, está apoyando a quienes requieran hacer estos avances.

Es el caso de “Maderas Prosperidad”, entidad familiar talquina ubicada en la Ruta 5 Sur con más de 30 años en el mercado. Ahora, preparan sus calderas con filtros y un sistema de abatimiento de las emisiones provenientes de sus procesos, trabajo que está siendo apoyado por la unidad de la casa de estudios.

El encargado de Control de Gestión de la empresa, Rodrigo Zambrano, señaló que “la dificultad del cumplimento del PDA son las inversiones que ellas conllevan. En nuestro caso, tenemos tres calderas que dejaremos en norma con un gasto que inicialmente estaba en $60 millones cada una. Con el correr del tiempo, ya está en $75 millones, es decir, una inversión de más de $200 millones sólo para cumplir la norma, lo que no significa que vamos a producir más”.

A lo anterior, se suma el valor por cada medición obligatoria realizada por alguna Entidad Técnica de Fiscalización Ambiental (ETFA), para determinar los niveles de emisión de material particulado y gases de combustión. Estas tienen un costo en el mercado que no baja de los $2 millones por caldera.

Frente a estas exigencias económicas, la Universidad de Talca, en su rol asociado a la transferencia tecnológica y científica en la región, está desarrollando el proyecto FIC “Transferencia reducción de emisiones atmosféricas en MiPyMes en zonas saturadas”. Este tiene el fin de ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas de la Región del Maule para dar cumplimiento a las exigencias de los PDA de Talca, Maule y el Valle Central de Curicó, los cuales entraron en vigencia en marzo de 2016 y diciembre de 2019, respectivamente.

Cabe señalar que los planes fueron generados durante la estrategia de “Descontaminación Atmosférica en Chile 2014-2018”, para reducir la contaminación atmosférica en los sectores declarados como zonas saturadas por material particulado.

Así, los PDA definen límites de emisiones a empresas que posean calderas y otros equipos térmicos, lo que supone un desafío a las MiPyMes, muchas no preparadas para afrontar las inversiones, cambios tecnológicos y en sus estructuras de costos, sumando a ello el contexto de la actual pandemia por Covid-19.

Lo anterior implica que aserraderos, agroindustrias, manufactureras, panaderías, hoteles, secadores agrícolas y otras compañías, deben implementar de forma obligatoria un medio de abatimiento o cambio tecnológico, afectando a quienes operan con leña o equipos ineficientes.

El académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca y director del proyecto FIC, Cesar Astudillo, explicó que “las empresas de la zona Talca-Maule son las más afectadas por las restricciones del PDA, luego que se cumplieran los tres años de vigencia y con ello el fin del periodo de marcha blanca, considerado para adaptarse al cumplimiento de la norma, con lo que comienza la fiscalización por parte de la autoridad medioambiental”.

La exigencia obliga a empresas afectas al PDA, a la medición periódica de sus emisiones y a reportarlas ante la autoridad ambiental pertinente. Deben realizar estos registros de material particulado cada 6, 12, 18 o 24 meses, dependiendo del rubro de la empresa y del combustible que utiliza.

Según el Gerente del Centro Tecnológico Kipus, Diego Aliaga, “cumplir el límite impuesto por el PDA es técnicamente difícil de alcanzar para las empresas, requiriendo reiteradas mediciones de entidades certificadas durante el proceso de la implementación de las soluciones tecnológicas, con un alto costo por medición. Estas además deberán prolongarse en el tiempo, significando un gasto nunca antes contemplado por las empresas”.

Lo anterior se complejiza, considerando que no existen capacidades especializadas en la medición ni asesoría para el abatimiento en la región, lo que implica mayores costos logísticos para cumplir con la normativa.

Frente a este escenario, surge la idea central del proyecto FIC, destinado a instalar capacidades sostenibles en el Maule que den soporte de mediciones y asistencia técnica especializada, para el abatimiento de emisiones y optimización de la combustión. Con esto, se da soluciones al empresariado local haciendo viable el cumplimiento de las exigencias.

Estos procesos de medición tendrán un menor costo, que pueden llegar hasta un 80% menos del valor actual, con el consiguiente ahorro para las ya afectadas MiPyMes.

El Centro Tecnológico Kipus, de la UTalca, entrega el servicio de medición de emisiones de combustión en estufas, calderas y equipos industriales a biomasa de acuerdo a los métodos y protocolos oficiales que afectan a fuentes fijas.

Además, se presta asistencia en el diseño, optimización de equipos e incorporación de sistemas de abatimiento.

Según comentó César Astudillo, para instalar dichas capacidades en el Maule el proyecto contempla lograr diversos objetivos. “El principal es formar capacidades en las MiPyMEs de las zonas saturadas de la región, tanto en el ámbito de tecnologías de combustión y abatimiento de emisiones, como en el normativo y de mejores prácticas”.

Asimismo, la iniciativa comprende implementar y certificar un servicio de muestreo, medición y análisis de emisiones desde fuentes fijas, orientado a empresas que deban evaluar y/o reportar el cumplimiento de las exigencias impuestas en los PDA.

Junto a esto, se instalarán pilotos demostrativos de tecnologías de abatimiento de emisiones, que contribuyan a responder a los requerimientos y al proceso de transferencia tecnológica a la comunidad empresarial.

Los resultados obtenidos al alcanzar los objetivos anteriormente planteados se reflejarán en la capacitación de 200 empresas, el diagnóstico y medición de emisiones en 40 de ellas y la instalación de 5 pilotos demostrativos. Estos permitirán reducir las emisiones atmosféricas emitidas por las fuentes fijas intervenidas. Para lograr dichos resultados, se ha solicitado la colaboración de las principales asociaciones gremiales del Maule, como ACICENT, PYMEMAD, FECHIPAN, entre otras.

Este miércoles 26 de agosto y de manera virtual debido a la pandemia, se realizará el evento inicial de lanzamiento del proyecto FIC, que espera la asistencia de más de 30 empresas de la región. Las entidades interesadas se pueden inscribir sin costo a través del siguiente enlace: https://forms.gle/8JezsJiaA7o6tMsT8

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último