Jueves, 22 de Abril del 2021 · Publicado a las 13:18

Dieciocho trabajadores fueron detenidos en fábrica de ropa que funcionaba en Curicó

Los empleados recibieron sumarios sanitarios individuales y otros tres fueron cursados a la empresa considerada no esencial, la cual operaba durante la cuarentena que rige en la comuna

Archivo
Escrito por Luis Alberto Rivera

Este miércoles, un operativo sanitario y laboral se realizó en la fábrica de ropa deportiva ONEFIT, ubicada en calle Carmen de Curicó, región del Maule, la cual se encontraba funcionando de forma irregular con 18 trabajadores en su interior durante la Fase 1 de cuarentena que rige en la comuna por la pandemia de Covid-19.

Tras ser notificados de la situación por una denuncia anónima, hasta el recinto llegó Carabineros, detectives de la Policía de Investigaciones (PDI), personal de Seguridad Pública, de la Dirección del Trabajo y la Seremi de Salud. Pese a golpear durante varios minutos un portón del recinto, no hubo respuesta por lo que se procedió a descerrajarlo para ingresar.

Fue en el segundo piso del inmueble donde, en una de las habitaciones, se encontraban las empleadas y empleados de la empresa, quienes se habían ocultado para no ser sorprendidos ejerciendo sus labores. Después de revisar sus antecedentes, fueron derivados a la Primera Comisaría de Curicó.

Desde ese lugar, el gobernador provincial, Roberto González (RN), comentó que las personas “estaban trabajando con las cortinas abajo, no siendo un rubro esencial y portando además permisos de desplazamiento que corresponden a una constructora, por la que se cursaron 18 sumarios de carácter individual y tres a la fábrica”.

“Agradecemos a la comunidad que denuncia este tipo de hechos, para efectos de poder fiscalizar en terreno de manera coordinada con las policías”, agregó González.

En tanto, la capitana de Carabineros, Ivania Varas Valdés, detalló que “la persona que en ese momento se presentó como encargada de la empresa, fue detenida y pasará a control este jueves, por hacer mal uso de instrumento público y mantener a los trabajadores con permisos que no correspondían. Estos últimos quedaron en libertad y citados a declarar”.

Asimismo, la autoridad policial precisó que se debió conseguir una autorización del juez de Garantía para destrabar el portón del edificio y entrar, “ya que no hubo voluntad de abrir las instalaciones al momento de ingresar”.

Por su parte, la inspectora provincial del Trabajo, Andrea Rodríguez, informó que dentro de los empleados se encontró a “ocho extranjeros. Se suspendió la faena al no contar con los procedimientos de trabajo seguro, no tener elementos de protección personal, no tener habilitados procedimientos en base a la contingencia, todo lo que tiene que ver con el protocolo Covid y las condiciones sanitarias, de higiene y seguridad, que no estaban disponibles”.

Según el comisario del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de Curicó, Roberto Mejías, su unidad constató que entre los detenidos “hay una persona de nacionalidad portuguesa y siete de Venezuela. De ellos, en particular hay dos que tenían ingreso clandestino al país, imposibilitados de ejercer labores remuneradas, por lo que serán denunciados a la Gobernación Provincial”.

“Ese organismo, en conjunto con el Ministerio del Interior, son los que siguen el curso normal de la labor administrativa que va en desmedro de su condición migratoria y a lo que podrían aspirar, como una visa o poder regularla”, apuntó Mejías. Por último, añadió que “la intendencia del Maule, sobre los extranjeros que comenten delitos, puede en una de sus aristas determinar su expulsión del territorio nacional en un plazo prudente”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último