Habla ex detective que participó en detención de José Navarro

El entonces funcionario de la Policía de Investigaciones, relató su versión de cómo se desarrollaron los hechos que derivaron en la entrega del sujeto ante las autoridades
Archivo
Publicado por: Luis Alberto Cabello Garrido

En entrevista exclusiva con VLN Radio, un ex detective que participó activamente en la búsqueda y detención de José Navarro, alias “el brujo de Licantén”, detalló los hechos ocurridos en febrero de 2018, cuando el imputado que hoy enfrenta un juicio oral se mantenía desaparecido con una menor que sustrajo desde la zona costera.


El entonces funcionario de la Policía de Investigaciones (PDI), quien solicitó mantener la reserva de su identidad, relató cómo se desarrollaron los acontecimientos que derivaron en la entrega del sujeto ante las autoridades.

“La investigación se dividió en dos etapas: una de terreno, que consistió en recorrer los extensos cerros de Vichuquén y Licantén, mientras que la otra tuvo base en la fiscalía de esa última comuna, encargada de tomar declaraciones y analizar la información recopilada con el fin de acotar los lugares de búsqueda”.

“El día viernes, se sostuvo una conversación profunda con la familia del imputado, a quienes se les explicó que aún estaba a tiempo de entregarse y pasar a ser de un prófugo a una especie de héroe. Esto, ya que a esas alturas se sabía que la niña estaba inserta en una familia asociada a hechos delictuales como el tráfico de drogas. Se les entregaron números de teléfono de los detectives de la Brigada de Homicidios de Curicó”.

“En la madrugada del sábado, a eso de las 00:30 hrs., uno de los detectives recibió un llamado de una hermana del imputado, quien señaló que este había retornado a su hogar en compañía de la menor. De inmediato, detectives de la BH de Curicó se trasladaron hasta el inmueble, conversando en primera instancia con la hermana quien autorizó la entrada”.

“Esto se hizo de manera tranquila, encontrando en el interior al imputado comiendo y, en otro costado, a la niña. Se procedió a su detención, mientras que la niña fue trasladada de inmediato al Hospital de Curicó para realizar la constatación de lesiones”.

“La menor estuvo siempre tranquila, no se le preguntó mucho para evitar la victimización ya que después sería entrevistada por especialistas. No mostró en ningún momento rabia contra el imputado. Él también estaba calmado, nada de alterado ni violento y solo pidió que lo dejaran terminar lo que estaba haciendo”.

A la pregunta de si ellos como policías sabían que ambos estaban con vida, el ex detective respondió que “no, ya que en la investigación surgieron varias aristas. Una hablaba de una especie de ritual en la que el imputado debía utilizar a una mujer con características similares a las de la niña, posiblemente para sacrificarla. Por ello, no se descartaba que éste la pudiera haber matado y luego haberse suicidado”.

Respecto al rol de las hermanas de Navarro, la fuente señaló que fueron muy importantes en el resultado. “Una de ellas llamó al detective tan solo horas más tarde de haber hablado con ellos. Por lo mismo, no se descarta que ellas supieran su paradero o que tenían algún tipo de contacto con él”.

Luego de su detención, el ahora acusado fue trasladado desde el sector de Los Junquillos hasta Curicó. En ese viaje, a bordo del carro de la PDI, éste “solo entregaba su versión, diciendo que todo lo había hecho por ayudar a la menor, que la había liberado de su familia y en especial de su abuelo”.

“El hombre no se notaba una mala persona. Si no es un tipo normal, puede deberse a su dura infancia marcada por la pobreza, violencia y abusos, lo que para él es algo normal. De hecho, habría tenido una especie de relación con su propia hermana”, cerró el ex detective.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios