Sábado, 19 de Mayo del 2018 · Publicado a las 13:57

Extensa formalización realizado en tribunal de garantía de Licantén

Archivo
Escrito por José Lucena

Ayer  se desarrollaron las audiencias de reformalización y formalización, sobre José Navarro y familiares de la niña respectivamente, presuntamente secuestrada en febrero pasado.

En primer lugar se desarrolló la audiencia de formalización de cargos criminales sobre José Navarro Labbé, sujeto de 31 años de edad, quien en febrero sustrajo a una niña de 11 años, desde El Quélmen, desatándose una frenética búsqueda que dio con la menor sana y salva.

Por estos hechos, en aquella ocasión, el individuo fue formalizado por los delitos de sustracción de menores y lesiones, por lo que fue puesto en prisión preventiva en Rancagua.

En la audiencia el fiscal regional Mauricio Richards formalizó a Navarro, por un tercer ilícito el cual sería un presunto abuso sexual el cual habría cometido “durante ese periodo” en que estuvo con la menor, fundamentando para ello informe científico de la PDI en torno a restos biológicos que habrían sido ubicados en las vestimentas de la niña.

El abogado defensor, Jorge Arroyo, por su parte refutó lo anterior señalando que “la menor jamás fue abusada, y así queda claro en todos sus testimonios”.

Tambien ayer desde las 15 horas comenzó la otra audiencia donde se formalizó por tráfico de drogas a los 7 detenidos en la costa curicana y que resultaron ser familiares de la pequeña presuntamente secuestrada.

Fue una larga audiencia que se extendió hasta anoche, en que la fiscalía expuso extensamente los antecedentes, audios de escuchas telefónicas, y fotografías que acreditaban que estas 7 personas – 4 hombres y 3 mujeres- venían desarrollando tráfico y microtrafico de marihuana y clorhidrato de cocaína, en Iloca, El Quélmen, y otros puntos costeros.

Recordemos que al momento de ser detenidos el martes reciente, a ambos abuelos, y el resto del clan, tenían en su poder cerca de 9 kilos de marihuana elaborada y dosis de Clorhidrato de cocaína.

Sorpresivamente las 3 mujeres detenidas decidieron colaborar con la investigación, entregando antecedentes del tráfico y microtrafico de drogas en que estaba este clan familiar, haciendo que la audiencia se extendiera más de lo esperado.

El fiscal Andres Gaete, entregó los resultados de la audiencia  pasadas las 21 horas de anoche en Licantén.

Finalmente el juez Marcial Taborga, decretó la libertad para uno de los sujetos. Para el abuelo de la menor se dictaminó prisión preventiva a lo igual que para un hijo de este, y otros dos de los integrantes del grupo.

Se decretó arresto domiciliario para las dos mujeres que colaboraron con su testimonio y para otro de los sujetos de la banda.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último