Estudio reveló altas concentraciones de antibióticos en ríos de todo el planeta

El análisis, que consideró muestras de aguas en 72 países de cinco continentes, mostró altos niveles de contaminación por presencia de estos medicamentos
Archivo
Publicado por: Vivimos La Noticia

Un grupo de científicos de la Universidad de York, Inglaterra, tomó y analizó muestras en 711 ríos de 72 países, abarcando cinco continentes, en los que detectó la presencia de al menos uno de los 14 antibióticos rastreados en el 65% de los casos.

 

Los investigadores compararon estos resultados con los niveles considerados “aceptables”, establecidos por la agrupación de la industria farmacéutica AMR Industry Alliance, que varían según la sustancia buscada.

Dentro de sus conclusiones, determinaron que el antibiótico que más supera este nivel aceptable es el metronidazol, utilizado para tratar infecciones en la piel y la boca, con concentraciones de hasta 300 veces este umbral en un sitio en Bangladés, al sur de Asia. La situación se repite en el río Támesis, que atraviesa Londres.

En tanto, la sustancia que con más frecuencia supera el umbral de seguridad es la ciprofloxacina, detectada en 51 sitios. Por otra parte, la trimetoprima, utilizada para el tratamiento de infecciones urinarias, es la más detectada.

A nivel continental, los niveles aceptables son superados con mayor frecuencia en Asia y África, no obstante la contaminación existente en el resto de estos. Según los investigadores, esto revelaría un problema a nivel global, precisando que los sitios más problemáticos se encuentran en Bangladés, Kenia, Ghana, Pakistán y Nigeria.

Cabe señalar que, desde su descubrimiento en los años 20, los antibióticos han salvado millones de vidas al combatir de manera efectiva enfermedades bacteriológicas como la neumonía, la tuberculosis y la meningitis, entre otras.

Sin embargo, las bacterias han evolucionado volviéndose resistentes a estos medicamentos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió que en el futuro el mundo no contará con antibióticos efectivos.

Las bacterias pueden volverse resistentes cuando los pacientes los consumen sin necesitarlo. Esto también sucede si no se completa el tratamiento indicado, lo que les permite sobrevivir y desarrollar inmunidad a las sustancias.

Pese a los alarmantes resultados de su estudio, los científicos rescatan que esto podría servir como un llamado a las autoridades a hacerse cargo del problema.

“Los nuevos científicos y dirigentes (políticos) comienzan a reconocer el rol del medio ambiente en el problema de la resistencia a los antibióticos. Nuestros datos demuestran que la contaminación de los ríos podría hacer una contribución importante”, señaló Alistair Boxall, integrante del equipo de la Universidad de York.

“Resolver este problema es un desafío monumental y necesitará una inversión en infraestructuras de manejo de los desechos y las aguas residuales, así como reglas más estrictas y una limpieza de los sitios ya contaminados”, agregó el especialista.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios