Iglesia evangélica renunció a terreno entregado en comodato por el Concejo Municipal de Molina

La Iglesia Cristiana Internacional Jesús de Nazareth desistió de la construcción de un templo en el sitio, tras la disputa con la Junta de Vecinos de la Villa Altos de San Pedro II
Archivo
Publicado por: Matias Burgos

Luego de la fuerte oposición de los vecinos por la decisión del Concejo Municipal de Molina, que entregó en comodato por 99 años un terreno a la Iglesia Cristiana Internacional Jesús de Nazareth, esta anunció formalmente que renunció a recibir este beneficio mediante el que iban a construir un templo.

 

En una carta dirigida a la alcaldesa, Priscilla Castillo, la directiva de la institución religiosa fundamentó su determinación “debido a la serie de hechos y publicaciones, que han provocado la denostación y ofensas a la iglesia y su directorio, en donde los ataques personales han pasado los límites del respeto, incluso denostando a su familia”.

Así también lo indicó en conversación con VLN Radio el pastor y vicepresidente de la entidad, José González.

El conflicto se inició el pasado 3 de octubre, cuando el Concejo aprobó por 6 votos a favor y 1 en contra la entrega del terreno de 1.160 metros cuadrados. La iniciativa, apoyada por la alcaldesa, fue cuestionada por los vecinos de la Villa Altos de San Pedro II, quienes manifestaron no haber sido consultados previamente.

La secretaria de la junta de vecinos, Cheryl Oyarce, explicó que en enero habían pedido el comodato de ese sector al municipio, para emplazar una zona de áreas verdes y espacios de recreación familiar. Sin embargo, su solicitud nunca fue puesta en tabla.

La situación alcanzó su punto más álgido en la mañana de este jueves, cuando en plena sesión del concejo se enfrentaron la comunidad, representantes de la iglesia y las autoridades, donde no se llegó a un acuerdo.

Tras conocer la carta emitida por la directiva evangélica, la dirigenta anunció que seguirán impulsando su proyecto de crear un sector de esparcimiento para las familias.

Uno de los concejales que votó a favor del comodato, Felipe Méndez, aseguró que fueron mal informados por los profesionales del municipio pues no se le habría comunicado de la petición que los vecinos hicieron a principios de año.

Por lo anterior, Méndez dijo que apoyará la iniciativa de los habitantes de la villa para la habilitación de un espacio de áreas verdes.

Después de escuchar el anuncio, la alcaldesa, Priscilla Castillo, agradeció la comprensión de la iglesia y se disculpó ante su directiva, además de anunciar su ayuda en encontrar un nuevo lugar para la construcción del templo.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios