Algueras de la costa curicana desesperadas por veda del cochayuyo

Archivo
Publicado por: Luis Alberto Rivera

Más de un centenar de algueras de toda la zona costa de la provincia de Curicó-en su mayoría jefas de hogar-, se encuentran desesperadas por la inesperada veda del cochayuyo que las dejó cesantes, y que comenzó a regir para muchas de ellas-sin previo aviso-, a partir del 1 de mayo y hasta el 30 de noviembre, durante dos años.

La medida-que por primera vez se establece en la Región del Maule-, prohíbe la extracción, transporte y comercialización del cochayuyo y quienes infrinjan la normativa, arriesgan sanciones que van desde las 30 y hasta las 300 Unidades Tributarias Mensuales (UTM)-esto significa entre 1 millón 400 mil y 14 millones de pesos respectivamente, además de la eventual clausura de locales que comercialicen esta alga y el decomiso de cargas o vehículos que transporten el recurso, según lo indica la disposición decretada por el Ministerio de Economía.

El presidente del Sindicato de Pescadores “Mar Brava” de Duao, Claudio Bravo Núñez, dio a conocer a VLN Radio que esta prohibición mantiene preocupadas a las algueras del litoral curicano y especialmente a quienes se dedican exclusivamente a la recolección de esta alga, para mantener el sustento familiar y darle estudios a sus hijos.

El dirigente criticó la poca información que entregó Sernapesca a las personas que quedaron cesantes con esta veda, lamentando además que ninguna autoridad se ha acercado a los afectados para analizar alguna opción.

Por su parte el director regional del Servicio de Pesca y Acuicultura, Carlos Cerda, aclaró que la veda del cochayuyo fue informada oportunamente a los involucrados, asegurando que la Dirección Zonal de Pesca-con asiento en Constitución-, estuvo informando a las personas recolectores de algas, desde el año pasado.

La medida incluye la prohibición de recoger el cochayuyo que “bota la ola”. Lo anterior significa claramente que si una persona es sorprendida por los fiscalizadores de Sernapesca efectuando esta acción, deberá responder ante la justicia.

Vale recordar que el oleaje corta en forma natural el cochayuyo y lo arrastra hacia la playa.

Pregunta: ¿Quién recogerá ese cochayuyo o lo dejarán que se amontone en la arena?.

Vale recordar que en época de verano, el sol se encarga de secarlo, mientras que en invierno, permanece humedecido y se descompone, situación que podría generar una contaminación en las playas del litoral curicano.

De no aplicarse un plan de limpieza, está situación se estaría registrando en las playas de Iloca; Duao; Lipimávida; Infiernillo; Trilco; Llico y Boyeruca, correspondientes a las comunas de Licantén y Vichuquén respectivamente.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios