Municipio de Curicó y Seremi de Salud fiscalizaron a locales comerciales de calle O´Higgins

En el operativo, se clausuró un restaurante que funcionaba sin patente vigente ni autorización sanitaria, el cual será sometido a un sumario por parte de la Seremi de Salud
Archivo
Publicado por: Luis Alberto Rivera

Funcionarios de la Dirección de Seguridad Pública de la Municipalidad de Curicó, llevaron a cabo un operativo de fiscalización a los locales comerciales ubicados en calle O’Higgins, con el fin de otorgar mayor seguridad a los vecinos del sector y a los consumidores.


El procedimiento corresponde a un trabajo impulsado por el alcalde, Javier Muñoz, junto al Concejo Municipal y en coordinación con Carabineros, la Policía de Investigaciones y otros servicios públicos.

Al respecto, el director de Seguridad, Juan Carlos Ponce, detalló que las visitas se realizaron en el segmento entre las calles Camilo Henríquez y Sargento Aldea: “Lo que buscamos es entregar espacios más seguros a la ciudadanía, donde la gente pueda transitar libremente”.

“Además, queremos que puedan concurrir a los locales sabiendo que, en el caso de expendio de alimentos y bebidas, éstas cumplen con la normativa pertinente”, agregó Ponce.

Por su parte, el comisario de la PDI, Gregorio Alarcón Droguett, indicó que la fiscalización estuvo centrada en un local de expendio de bebidas alcohólicas, administrado por personal de origen extranjero y destinado a público de ese mismo grupo.

“Anteriormente, se han detectado varias falencias en el funcionamiento de estos locales, principalmente de tipo higiénico. Eso se denunció a la Seremi de Salud y se coordinó la inspección, donde nuevamente se constató por parte del funcionario las paupérrimas condiciones de funcionamiento en ese aspecto”, apuntó el comisario.

En efecto, el profesional de la secretaría regional, Pablo Ramírez, señaló que “se está fiscalizando un local tipo restaurante, que no ha podido acreditar tener patente vigente ni autorización sanitaria para atender como tal. Por lo tanto, se ha procedido a prohibir su funcionamiento y a iniciar un sumario sanitario, para evaluar las respectivas sanciones que esto pueda acarrear”.

Sobre estas medidas, Ramírez explicó pueden ir desde una amonestación por escrito hasta una multa y, eventualmente si así lo determinara la autoridad sanitaria, el cierre definitivo del recinto.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios