Joven romeralino se transformó en donante tras grave accidente

Familia respetó su voluntad de ser donante, este sábado habría cumplido 20 años de edad.
Archivo
Publicado por: Marco Díaz

Este viernes se apagó la vida del joven Mauricio Ignacio Sepúlveda Navarro, quien mañana habría cumplido 20 años de edad, una historia que se vio abruptamente interrumpida luego de que el fin de semana pasado se viera involucrado en un grave accidente de tránsito en la Ruta J-55, específicamente en la localidad de El Peumal, en la comuna de Romeral.

 

Mauricio Ignacio tenía previsto participar de una fiesta de cumpleaños que se estaba organizando en las cercanías de su casa, por lo que abordó un vehículo que en medio del recorrido presentó un desperfecto mecánico, situación que los obligó a detenerse. A esa hora, y en la misma dirección avanzaba una camioneta cuyo conductor no se percató de la presencia del automóvil que estaba detenido, la peor parte tras el impacto la sacó el joven que el año pasado había terminado sus estudios en el Liceo Arturo Alessandri Palma.

Las lesiones que le provocó la colisión fueron de tal gravedad que de inmediato se decidió trasladarlo al Hospital de Emergencia de Curicó, centro asistencial desde donde fue derivado hasta el área de cuidados intensivos del Hospital Regional de Talca, mismo lugar en que en las últimas horas se declaró su muerte cerebral.

Por tratarse de un hombre joven y que en vida había manifestado sus intenciones de ser donante de órganos, su familia tomó la determinación de allanarse y cumplir su voluntad, pese a la irreparable pérdida que significó el abrupto accidente que le costó la vida.

Cuando se producen este tipo de lamentables acontecimientos, de inmediato se activa un protocolo en que la autoridad sanitaria alerta a los organismos competentes para que se procure el traslado rápido de los órganos que puedan salvar la vida de otras personas, y cuyas esperanzas están puestas en las familias que pese a lo doloroso de la determinación, entienden que donar es regalar vida.

Para tales efectos, Carabineros de la Prefectura Aérea, activó todo un operativo de emergencia que permitió el traslado oportuno del corazón de Ignacio, el cual fue recibido por una niña de 13 años que necesitaba con suma urgencia un trasplante en la Región Metropolitana.

Varios usuarios de las redes sociales manifestaron su pesar por la irreparable pérdida, pero también aprovecharon de destacar la determinación que adoptó la familia del joven fallecido, lo que finalmente permitirá salvar otras vidas.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios