Lunes, 24 de Junio del 2019 · Publicado a las 12:39

Expertos indican cómo detectar y prevenir la otitis durante el invierno

La enfermedad, que puede afectar el oído en su zona externa y/o media, es evitable por medio de sencillos métodos de cuidado y debe ser tratada por un médico especialista

Archivo
Escrito por VLN Radio

Durante el invierno, las bajas temperaturas y las lluvias pueden propiciar la aparición de la otitis, enfermedad que afecta los oídos de niños y adultos por igual. Esta se produce por una infección o inflamación, tanto en el conducto auditivo externo o en el oído medio, que se ubica justo detrás del tímpano.

 

En cuanto a su magnitud, la enfermedad es “aguda” cuando comienza de pronto y dura poco tiempo. En tanto, cuando la infección ya se vuelve recurrente y puede causar daños a largo plazo, es calificada como “crónica”, según explica la enciclopedia médica MedlinePlus.

El primer tipo de otitis, llamada “oído de nadador”, es provocada cuando bacterias que se encuentran en el agua causan infecciones en la parte externa del oído. Se le califica con este nombre por ser una condición que suele afectar a quienes hacen este deporte, aunque también puede suceder si se está en agua sucia.

Otras de sus causas es rascarse dentro o fuera del oído, tener algo atascado en esa zona y/o por hongos, aunque esto último es poco común. Algunos de los síntomas son secreción del oído, de color amarillo, verde amarillento, purulenta o con olor fétido, dolor en la zona, pérdida de la audición y picazón.

En el caso de la otitis media, la infección viral o bacterial se presenta en el oído medio, produciendo pus o fluidos. También puede ser crónica, cuando la trompa de Eustaquio se bloquea repetidamente debido a alergias, infecciones múltiples, trauma del oído o inflamación de las adenoides.

Algunas de las causas de este trastorno pueden ser alergias, exceso de moco y de saliva producidos durante la dentición en infantes, infección o agrandamiento de adenoides y el humo del tabaco. Otros factores de riesgo que aumentan en invierno, son los resfriados e infecciones sinusales, así como la exposición a climas muy fríos.

En bebés, los síntomas más frecuentes son irritabilidad, mucho llanto, fiebre y/o problemas para dormir. En tanto, en niños mayores y adultos puede haber dolor de oídos u otalgia, sensación de colapso en el oído, malestar general, vómitos, diarrea y disminución de la audición (hipoacusia).

Para prevenir esta enfermedad, existen medidas simples como mantener los oídos secos y limpios, no permitir que les entre agua u otros productos, como shampoo u otros, además de usar tapones si se va a nadar.

También es importante reducir y evitar exponer estas zonas al frío, para lo que se pueden utilizar abrigos como orejeras o cuellos. En caso de resfrío, aumenta la probabilidad contraer otitis.

Finalmente, en el caso de los niños, el uso de mamaderas podría propiciar la aparición de esta condición, por lo que se debe reducir su uso. Si de todas formas se emplea este utensilio, los menores deben permanecer sentados y erguidos mientras beben de estas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último