Miércoles, 29 de Mayo del 2019 · Publicado a las 22:26

Familia tuvo que exhumar con sus manos cadáver de pariente en San Rafael

Familia tuvo que pagar 60 mil pesos para poder desenterrar el cuerpo, lavarlo y trasladarlo a otro patio.

Archivo
Escrito por Marco Retamal

Una amarga experiencia vivió una familia oriunda de la comuna de San Rafael, en la provincia de Talca, se vieron obligados a exhumar con sus manos el cadáver de un pariente, el cuerpo estaba en pleno proceso de descomposición, completamente embarrado, y su ataúd colapsó por el exceso de agua.

 

Luis Morales murió a los 56 años de un infarto al corazón, eso ocurrió hace 6 meses, y su cuerpo fue enterrado en el Cementerio Parroquial de San Rafael.

Ximena Morales, viuda que tuvo que lavar el cuerpo de su marido para volver a enterrarlo, contó a Radio Cooperativa que una nueva tumba cavada junto a la de su esposo estaba inundada, situación que de inmediato los hizo sospechar que en la de su familiar, había corrido la misma suerte.

La situación los llevó a pedir un cambio de patio para el ataúd. La diligencia fue autorizada por la Secretaría Parroquial, y les recomendaron usar una manga de plástico para efectuar el traslado, claro que previo pago a la Iglesia de 60 mil pesos.

"Junto a mi hija y sobrinos desenterramos a mi marido sin ayuda del panteonero, que sólo nos miraba... Estaba el ataúd lleno de barro y desfondado. Lo sacamos y el cuerpo de mi marido quedó en el barro", relató, la viuda al periodista Jaime Morales Amaya.

"El olor era insoportable y pedimos mascarillas mientras intentábamos sacar el cuerpo y lavarlo para meterlo en el plástico sin ayuda de nadie; el panteonero sólo miraba de lejos", insistió Ximena Morales.

"Después de más de una hora llegó un nuevo ataúd, limpiamos el cuerpo, lo pusimos como pudimos dentro del cajón, hicimos la nueva tumba con nuestras propias herramientas y lo volvimos a sepultar", concluyó Ximena Morales, que anunció acciones legales contra el camposanto.

DISCULPAS

 

El Cementerio Parroquial de San Rafael, es patrimonio del Obispado de Talca y está a cargo de la parroquia de la comuna, que dirige el sacerdote Víctor Rojas, quien admitió un actuar irregular del personal.

"Sabemos que hubo errores. Pedimos las disculpas a la señora Ximena y tomaremos las medidas correctivas, desvinculado durante la jornada al panteonero", señaló el cura Rojas.

"Estoy consciente de que yo soy el responsable, y si hay que enfrentar acciones legales lo haremos, volviendo a reiterar las disculpas por lo ocurrido", agregó el sacerdote.

Consultado por las autorizaciones sanitarias para una exhumación, el párroco aseguró que un traslado al interior de un cementerio no requiere oficio de las autoridades de salud.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último