Martes, 07 de Agosto del 2018 · Publicado a las 11:43

Comedia negra seleccionada para el Sanfic 2018

Archivo
Escrito por José Lucena

El largometraje “El tipo que se quebró las uñas por querer agarrar un corazón dibujado en el pavimento”  fue seleccionada para participar en la decimocuarta versión de Santiago Festival Internacional de Cine, Sanfic.

La producción, escrita y dirigida por el abogado y realizador cuyo seudónimo es CLASAB!, de 40 años, es una comedia negra  que narra la vida en pareja, desde el punto de un tipo frío que tiene un matrimonio al borde del fracaso y que un día comienza un affaire con una excéntrica mujer que despertará al hombre empático dormido en él.  Su  nueva actitud hará creer a la esposa que se encuentra nuevamente interesado en ella, reviviendo la relación, momento en que deberá tomar la decisión de seguir con su matrimonio o con su amante.

El Director, seguidor del cine cínico, ácido y reflexivo de Woody Allen, Tod Solondz y Neil Labute, destaca que  la cinta nació de la “necesidad de hacer cine, sentí que era el momento indicado para hacer una película.  Reuní a unos amigos y colegas y les propuse el proyecto, de inmediato nos pusimos a trabajar en la preproducción y unos meses después ya estábamos grabando”.

Agregó que  “a los 40 años algunos hombres se compran motos, nosotros decidimos hacer una película,  destacando que no bastaba con el reto de hacer una película, la condición que nos impusimos fue hacer una  diferente, que respondiera más a la tradición de la vieja escuela, que a los estándares y parámetros del cine contemporáneo, por eso la utilización del blanco y negro, los planos largos, los diálogos frondosos y cuidadosamente construidos”.

Jugamos con los clichés y mitos clásicos de las relaciones de pareja: el ramo de flores como símbolo romántico pero también de reconciliación o el mal endémico de los hombres de olvidar las fechas importantes, y los utilizamos como detonantes de conflictos”,  destacó CLASSAB.

Con respecto, al panorama cinematográfico nacional  destacó que  “durante la década de los 90 y 2000 las producciones nacionales fueron muy discretas, tanto así que estigmatizaron al cine chileno".  Sin embargo, destacó que  la “nueva camada de realizadores -(sub 30, en la que no me incluyo por edad e intereses-  entiende bien cómo y desde dónde contar sus historias, aunque con una tendencia a seguir el modelo del "atellier" de festival internacional, que lo aleja del desarrollo de una identidad autoral”, concluyó.

La cinta, de 98 minutos y grabada en Santiago de Chile, actúan Marcos Araya, Analí Muñoz y Mariela Morales. Además, de Bárbara Wilson, Daktor Perini y Macarena Farías.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último