Jueves, 11 de Mayo del 2017 · Publicado a las 11:03

Tribunal de Cauquenes prepara sentencia por crimen de Luciano Villanueva

Archivo
Escrito por VLN Radio

 

Álvaro Mauricio Valdés | Periodista

 

El único inculpado en el asesinato del joven Luciano Villanueva Carrasco ocurrido el nueve de noviembre de 2014 en la ciudad de Parral, es el Sargento de Carabineros José Morales Cortés.

Han transcurrido tres años y el Juicio Oral en Lo Penal está llegando a su término, por lo cual se espera la sentencia que dictará el Tribunal de Cauquenes.

La familia de la víctima reclama que hubo otros policías que deberían ser juzgados, ya que también habrían participado en el operativo.

Según los antecedentes que se tienen de la causa, Luciano Villanueva recibió un impacto de bala en la espalda que le causó la muerte instantánea.

Lo anterior, tras producirse un incidente con un vecino.

El joven quebró uno de los vidrios de la casa de Jennifer Mateluna, quien presentó una denuncia por destrozos a su propiedad.

Al llegar Carabineros unas seis horas después del altercado, la madre de Luciano, María Carrasco, decidió presentarse en la Comisaría para proteger a su hijo.

Mientras se encontraba en el Retén en compañía de sus a tres nietos, un furgón a cargo del Sargento Cristián Gutiérrez se devolvió a la casa de Luciano para detenerlo.

De acuerdo a testimonios de vecinos, la patrulla ingresó con violencia.

Luciano se resistió y forcejeó con el Sargento Morales, quien le habría disparado a través de una puerta, apuntando directamente al cuerpo del joven.
Los peritajes realizados por la PDI determinaron que el disparo fue ejecutado por el Sargento de Carabineros al interior de la casa de la víctima, en presencia de otros tres efectivos policiales.

Hasta la fecha, el funcionario no ha recibido ninguna sanción administrativa, es decir, continúa en funciones, aunque sujeto a cautelares.

Estas no incluyeron la prisión preventiva, lo que a decir de la familia Villanueva Carrasco, se trata de otra vulneración a sus derechos.

Para la defensa del Carabinero, la muerte del joven Villanueva Carrasco “es un delito común en que no se aprecia asomo de ser una causa por derechos humanos”.

El informe balístico de la PDI señala que “todo el equipo policial siempre tuvo pleno dominio del lugar y no utilizó ningún medio disuasivo para deponer la fuerza”, es decir, ninguno de los funcionarios evitó la muerte del joven, cuyo lugar se encontraba cercado.

La familia Villanueva Carrasco y el Instituto Nacional de Derechos Humanos se querellaron por el crimen de Luciano.

Acusan también de obstrucción a la justicia y de falso testimonio prestado por dos sargentos.

La versión de Carabineros ha sido que el joven usó un machete para amedrentarlos y herirlos.

Incluso, se habría realizado un montaje con la presentación de pruebas falsas, lo que fue desestimado por las investigaciones.

 

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. VLN Radio podrá eliminar comentarios o bloquear usuarios que considere ofensivos, sea cortés.

Lo último