Prisión preventiva para el denominado “violador del cerro Condell”

https://www.facebook.com/vlnradio/?ref=settings

Por cargos de violación, homicidio frustrado y lesiones leves fue formalizado el denominado “violador del cerro Condell”, Jonathan Andrés Canales Canales  (28), tras el brutal ataque sexual perpetrado en contra de una estudiante de 23 años la madrugada del domingo en el acceso principal a este paseo público de Curicó.

La victima en compañía de su novio se hallaban sentados y besándose, cuando el delincuente apareció en la subida del cerro, lanzando un corte con un cuchillo en el hombro del varón y luego bajo amenaza llevó a la joven por un sendero hasta la parte posterior de la ex casa de la cultura, donde la sometió a aberrantes actos sexuales, siempre  apuntada con el arma blanca.

En el intertanto, el novio de la mujer  tras perder el equilibrio cayó por un barranco y luego corrió para pedir ayuda carabineros, los que en forma inmediata auxiliaron a la joven que seguía siendo ultrajada y golpeada por Canales Canales.

Fue así como se materializó la detención del depravado el que incluso fue sorprendido con sus pantalones abajo, mientras la joven seguía gritando y pidiendo auxilio.


DEFENSOR

Formalizado los cargos criminales, el abogado defensor del presunto violador, Helios Nogués, reconoció alguna participación de su representado en los hechos que se investigan. Sin embargo, no estuvo de acuerdo con la calificación jurídica que le dio el persecutor.

Por ejemplo, en los cargos de violación de la joven cuestionó que no se haya tenido a la vista en forma inmediata los exámenes sexológicos practicados a la afectada. O sea, no hay prueba científica señaló el defensor, apuntando al certificado médico que reveló el fiscal en audiencia donde señala que no hay lesiones en la zona genital.

En el caso del delito de homicidio frustrado, según el defensor Nogués, podría  quedar solo en lesiones leves, apuntó.

Tras el debate generado en audiencia, el juez de garantía estimó que en este estadio procesal el imputado Jonathan Andrés Canales, es considerado un peligro para la seguridad de la sociedad por cuanto lo envió a cumplir con la medida cautelar de prisión preventiva a la cárcel de Curicó, donde además decretó medidas  de seguridad que deben ser asumidas por gendarmería.

Se acordó entre las partes, un plazo de cuatro meses para investigar este grave delito que afectó a esta joven integrante de una familia curicana, la cual estudia en Santiago, y la cual estaría recibiendo ayuda de la unidad de víctimas y testigos de la fiscalía local.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios