Hospital de Curicó perdió 39 millones de pesos en medicamentos

Director aterrizó la cifra, y dijo que están trabajando para disminuir las perdidas.

Marco Díaz Marco Díaz

Marco Díaz Marco Díaz

El director del Hospital de Curicó, Doctor Jorge Canteros, se refirió este viernes a los 39 millones 298 mil 656 pesos en medicamentos que se perdieron en dicho recinto de salud por caducidad, situación que fue denunciada por dos programas de televisión, y que salió a la luz debido a un informe donde se deja de manifiesto que en el país perdió más de mil millones por la misma razón.

Para contextualizar, estamos hablando de arrojar a la basura el 0,86% de los recursos que dispone el Estado para la compra de medicamentos. Sin embargo, el médico aterrizó la cifra, y la comparó con el 5% que recomienda perder la Organización Mundial de la Salud (OMS), por vencimiento de arsenales farmacológicos.

Al año el Hospital de Curicó gasta cerca de 4 mil 500 millones de pesos para abastecerse de medicamentos, de los cuales 39 millones y fracción, se perdieron porque no fueron utilizados a tiempo, o bien cumplieron su vida útil, y nadie los requirió.

Si quiero tener fármacos a todo evento, siempre, entonces probablemente algunos de ellos van a vencer. Si queremos que eso no pase, vamos a tener que enfrentar situaciones en las cuales no voy a tener”, dijo el facultativo.

La mala gestión de estos recursos, se produce debido a que el Servicio de Salud del Maule no cuenta con un programa computacional centralizado que controle y supervise los stocks, y supla las necesidades de cada centro de salud. Tampoco hay un sistema nacional que advierta la pronta caducidad de los productos y su disponibilidad en el mercado.

Actualmente la única forma de advertir la carencia o sobre-existencia de un producto en particular, es a través del teléfono reconoció el médico jefe, es por eso que intentaron comprar un software, proceso de adquisición que no funcionó.

Usted no conoce cuantas veces nuestro jefe de farmacia está llamando a otros hospitales para decir, tengo tal producto, eso es impracticable, debería existir un sistema a nivel país, que se haga cargo de trasladar a cualquier lugar los medicamentos que nosotros compramos y que no vamos a usar. Tuvimos la intención de comprar un sistema informático que nos ayudara a subsanar esto, pero no se nos permitió, y yo creo que eso nos perjudicó”, señaló.

Cabe mencionar que a nivel país la cifra de medicamentos tirados al basurero es estratosféricamente alta, y sobrepasa los mil millones de pesos en pérdidas. Monto que podría reducirse considerablemente si se invierte en un programa informático de gestión.

Por otra parte, el médico también reconoció que no es solo un problema de gestión, sino que también de infraestructura, debido a los efectos que tuvo el terremoto de 2010 en nuestro alicaído sistema de salud.

Nuestras bodegas fueron hechizas, luego de la pérdida de nuestra infraestructura, por eso el control físico no cumple los estándares, por eso nosotros en junio hicimos una nueva bodega donde separamos los productos, y también abrimos un departamento a cargo de las adquisiciones clínicas. Eso ya lo implementamos, y ahora estamos optimizando”, agregó Canteros.

Lo que viene ahora es esperar que raíz de este reportaje, se comience a optimizar mejor estos recursos que el Estado dispone para cuidar la salud de todos. Además se implementó un nuevo departamento de gestión farmacéutica y de recetas electrónicas.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()