Hospital Curicó realizó compleja cirugía de implante de cráneo

Rojas necesita una craneoplastía con fines de protección encefálica y estéticos.

Luis Alberto Cabello Garrido Luis Alberto Cabello Garrido

Luis Alberto Cabello Garrido Luis Alberto Cabello Garrido

El 10 de octubre del año 2015 en la ciudad de Calama, Jaime Rojas sufrió un accidente que lo mantuvo al borde de la muerte, provocándole un traumatismo craneal severo, que ameritó realizar una “Craniectomía Descompresiva”, retirando el lado izquierdo de su cráneo para salvarle la vida.

La acción anterior permitió a Jaime salir adelante después de varios días internado en la UCI, quedando eso sí con un evidente deterioro estético en su cabeza, además del riesgo que significaba verse expuesto a posibles golpes que podrían traerle consecuencias gravísimas.

De esta forma el paciente de 40 años decide volver junto a su madre a la ciudad de Curicó, acercándose al hospital en busca de ayuda. En el centro de salud Jaime es evaluado por el neurocirujano Dr. Francisco Rico, quien determina la necesidad de realizar una craneoplastía con fines de protección encefálica y estéticos.

Para lo anterior, se requería la fabricación a medida de un implante de titanio, a construirse en Australia con la más avanzada tecnología 3D, lo que involucraba un valor que superaba los 6 millones de pesos. De esta forma se inició un trabajo mancomunado, donde distintos actores públicos y privados aunaron esfuerzos para realizar esta compleja operación.

Jaime Rojas asegura que “hasta antes de la operación la apariencia y el tema físico me afectaba mucho, porque uno se siente con discapacidad, porque no podía hacer gestos o movimientos muy bruscos, porque los dolores de cabeza eran intensos. Ahora me siento renovado, siento que volví a la normalidad


TRABAJO DE ORGANISMOS PUBLICOS Y EL CLUB DE LEONES DE CURICÓ

Según relata el director del Hospital de Curicó Dr. Jorge Canteros, “Jaime tuvo un traumatismo grave, y el esfuerzo en reparar esa lesión fue colectivo. Hay un trabajo del paciente y su familia, además de entidades públicas y privadas que confluyeron en un solo propósito, de resolver el problema de uno de nuestros ciudadanos”.

El Dr. Canteros agradeció a quienes realizaron aportes económicos y diversas gestiones para lograr la compra deL implante y realizar la cirugía. Participaron la Intendencia de la Región del Maule y su Concejo Regional encabezado por George Bordachar, la Gobernadora Provincial Macarena Pons y su Departamento Social, la Municipalidad de Curicó y su alcalde Javier Muñoz, el Club de Leones de Curicó, además de todos quienes ayudaron de una u otra forma por resolver el caso.

Respecto a la tecnología usada, Canteros indica que “hubo un diseño del implante hecho a la medida con impresoras de tecnología 3D, una prótesis que se mandó a construir a Australia, con distintos equipos técnicos e ingenieros que trabajaron en Santiago, Curicó y Australia, construyendo de manera precisa la estructura de la bóveda craneal que le faltaba a Jaime”.

George Bordachar, Presidente del Concejo Regional del Maule, institución que aportó con más de 3 millones de pesos, felicitó al equipo del hospital de Curicó y en especial al médico Francisco Rico, “el neurocirujano ha hecho una tremenda operación, que hoy permite ver una nueva realidad con Jaime, es otra persona”.

La Municipalidad de Curicó también se sumó y concretó un importante aporte. Su alcalde Javier Muñoz dijo, “estamos viviendo un momento maravilloso, porque hemos conjugado las buenas voluntades de muchas instituciones del Estado y también privados, para poder articularnos en torno al objetivo de cambiarle la vida a Jaime“.

Francisco Prats, Jefe Desarrollo Social Gobernación de Curicó, indicó “en nombre de nuestra Gobernadora Macarena Pons, estamos muy contentos de haber aportado con un grano de arena al caso de Jaime. Este es un ejemplo de lo que debemos hacer en cada uno de los casos de este nivel de riesgo y gravedad”.

Guillermo Márquez, Presidente del Club de Leones de la ciudad,  cuya institución benéfica permitió canalizar los recursos del CORE, señaló que “estamos muy contentos y nos sentimos gratificados del éxito que hemos visto de esta operación. Con esto seguimos en lo que este club se dedica, que es ayudar en obras sociales y en tender la mano en situaciones como la que le tocó vivir a este hombre”.


EL PACIENTE Y SU AGRADECIMIENTO AL DOCTOR FRANCISCO RICO

El paciente Jaime Rojas se mostró muy contento, “agradezco a Dios, a mi mamá, al Dr. Francisco Rico, al director del Hospital, y a los que nos apoyaron en todo momento para juntar la cantidad grande de dinero que necesitábamos para la operación“. Patricia Rojas San Martín, madre de Jaime, indicó que “tuve el gusto de conocer al director del hospital y nos dimos un abrazo fraternal, yo siento mucho cariño en el hospital porque se siente cuando a uno la quieren y apoyan”.

La madre agregó que “a mí acá me abrieron las puertas y también el corazón, agradezco al doctor Francisco Rico que es un ángel. El día que entró a la operación mi hijo nos tomamos de las manos con el doctor y le dije “le bendigo sus manos para que salga todo bien”.

Sobre este especialista, el director destacó, “Francisco Rico es un neurocirujano que lleva 3 años con nosotros y ha abordado múltiples patologías neuroquirúrgicas de manera extremadamente exitosa, lesiones cerebrales, de columna cervical y lumbar, muchas patologías a las que antes no podíamos acceder. Y todo lo ha hecho con un profesionalismo y humanidad digno de destacar, ha sido un ejemplo para todos nosotros”.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()