Por abuso sexual fue a prisión obispo evangélico buscado por la justicia de Talca

José Lucena José Lucena

José Lucena José Lucena



Defensoría Penal Pública anunció que estudirá apelar a la medida de prisión preventiva decretada ayer por el Juzgado de Garantía

La persona que aparece haciendo la denuncia y su madre siempre tuvieron contacto con mi papá. Ellas sabían que él estaba fuera de Talca y se reunían cada cierto tiempo. Las cosas no son como lo dice la niña. Su madre y mi papá tuvieron una relación por varios años, así que nunca estuvo prófugo. Yo tengo videos y fotos que prueban que ellos mantenían contacto reciente”.

En estos términos reaccionó ayer Claudio, hijo de un detenido adulto mayor de 71 años, que actualmente trabajaba como guardia de seguridad en la ciudad de La Serena y que, a la vez, según afirmó este mismo joven, tiene la calidad de obispo evangélico del Ministerio Evangelístico Jesús de Las Naciones.

El imputado era buscado desde el año 2012 por la policía, cuando el Juzgado de Garantía de Talca emitió una orden de detención, luego que la fiscalía solicitara que fuera llevado al tribunal para ser objeto de cargos criminales por el delito de abuso sexual agravado, cuya denunciante era una menor de 12 años.

PRUEBAS

Pero a inicios de esta semana, personal del Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículos (SEBV) de Carabineros de Talca, logró ubicar a esta persona en la ciudad de La Serena, en la Región de Coquimbo. En dicha ciudad se controló judicialmente la legalidad de la detención y fue recién ayer presentado al Juzgado de Garantía de Talca.

Allí el fiscal, Rodrigo Pizarro, recordo que los hechos se remontan a inicios del año 2010, especificamente, después del terremoto de febrero. Explicó que en dichas circunstancias, una mujer y su hija que dormían en una carpa en el patio de su domicilio, invitaron al imputado a pernoctar en ese mismo lugar.

El detenido se aprovechó de la confianza entregada por la familia de la víctima para realizar su conducta de abusar sexualmente contra la menor. Existe prueba directa como indiciaria. Entre ellas, se cuenta con el testimonio de la menor de edad, de su hermana y de la madra. También existen peritajes médicos y psicológicos que acreditan que el relato de la denunciante es creíble”, agregó.

FIANZA ECONÓMICA

Con estos antecedentes y, a pesar de la oposición de la Defensoría Penal Pública, el juez, Humberto Paiva, accedió a la solicitud del fiscal y decretó la medida cautelar de prisión preventiva, específicamente, por el riesgo de una nueva fuga del detenido, atendido que permaneció seis años con orden pendiente.

A solicitud de la defensora, Alexandra Acevedo, y esta vez con la oposición del fiscal, el mismo juez aceptó modificar la medida cautelar por una fianza económica de cinco millones de pesos. Previo a ello, el juez también acogió la posición de la defensa en cuanto a descartar la condicion de agravado del caso de abuso sexual.

Si bien ello disminuye la sanción probable, esto es, de pena aflictiva a simple delito, sumado a que el detenido no registra condenas previas, igualmente el tribunal estuvo por negarse a otras medida cautelares atendido el riesgo de evasión. El plazo de la investigación se determinó en dos meses y el tribunal instruyó a Gendarmería que disponga medidas especiales de seguridad atendida la edad del imputado.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()