Estudiantes de colegios municipales de Curicó, son capacitados en educación vial

José Lucena

José Lucena



La actividad se desarrolló en el salón de actos de la Escuela Palestina, donde se montó un parque para que los niños junto a carros y bicicletas pudieran transitar y conocer el significado de cada una de las señalizaciones, las que junto a monitores fueron reforzadas el comportamiento que ellos tenían en la ruta.

 A través de esta iniciativa se busca dar a conocer que en los colegios Municipales de Curicó, desde ya se trabaja para tener en un futuro mejores conductores. Los niños a los cuales va dirigido este proceso de aprendizaje, están en la edad justa para poder incorporar estos elementos a su diario vivir y así crear una mayor conciencia al momento de ser conductores.

Este proyecto está dirigido a niños de 1° y 2° básico es totalmente gratuito y en esta oportunidad estamos yendo a escuela de Curicó, en este caso Palestina y Arturo Alessandri, es una intervención que dura dos meses, en donde tenemos talleres en aula y entremedio ellos tienen esta actividad práctica, donde la idea es que los niños vivencien y pongan en práctica todo lo que han internalizado en el aula y a través del aprender jugando el hacer, lo internalicen de mejor manera”, enfatizó la directora ejecutiva de la Fundación Conciencia Vial, Karina Muñoz.

En tanto la Jefa Daem, Paulina Bustos López, agradeció a la Fundación por esta iniciativa gratuita y destacó que este tipo de iniciativas se puedan volver a repetir pero para más establecimientos de la Red Educativa Municipal, con el objetivo de fomentar una mayor conciencia en los futuros conductores.

Los niños siguen el ejemplo

Los niños son precisamente uno de los grupos más vulnerables y los que presentan mayor riesgo de muerte en un accidente; tanto por la escasa formación en la materia, como por la fragilidad de sus cuerpos.

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anualmente mueren 1.3 millones de personas en el mundo como consecuencia de accidentes de tráfico; en Chile, son cerca de 2.200 las fatalidades cada año.

El ejemplo es la mejor forma de inculcar hábitos; los niños replican los comportamientos de sus adultos cercanos, y nuestro comportamiento como peatón, ciclista o conductor se verá reflejado en ellos. Es por eso que se ha escogido a colegios municipales de Curicó, para que puedan realizar un ejercicio de transito con carros, simulando una vía pública con un parque, para que los niños aprendan elementos básicos al momento de viajar y transitar; como vías, señalizaciones, zona de cruce, visibilidad, uso de elementos de seguridad y autocuidado.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()