Hermanas del Buen Samaritano pide perdón a ex religiosa por abuso sexual

José Lucena José Lucena

José Lucena José Lucena


La congregación de las Hermanas del Buen Samaritano de Molina, reaccionaron pidiendo perdón a la ex religiosa Consuelo Gómez, quien denunció haber sido víctima de abuso sexual mientras era miembro de esa congregación, en una estadía debido a una misión realizada en España.

En declaraciones a TV Maule, la religiosa relató cómo fueron los abusos que cometió contra ella la madre Soledad Adasme, quien aún está en la congregación en este país y cuál fue el motivo que la hizo tomar la decisión de realizar su denuncia.

Tocaciones indebidas, de hecho, estábamos en una conversación, yo ahí me puse a llorar por el tema que estábamos hablando, en este momento bien el tema no me acuerdo pero ella estaba en su cama y yo en la mía y en un momento a otro llegó a mi cama”, relató la víctima.

Conocida esta denuncia y a través de un comunicado la congregación religiosa con sede en Molina,  reconoció  que “conocían los graves hechos “denunciados por Gómez, agregando que “las medidas que tomamos y la actitud que tuvimos entonces no estuvieron a la altura de nuestra misión“.

En el documento de seis puntos se menciona que “con el objetivo de actuar en justicia y evitar que este tipo de hechos se repitan, la Madre General, Patricia Ibarra Gómez, ha tomado una serie de medidas, que incluyen la instrucción de una investigación canónica para revisar las situaciones denunciadas”.

El texto finaliza pidiendo “perdón a Consuelo Gómez Pinto, nuestra hermana en Cristo. Lo pedimos con humildad y sabiendo que esta petición por sí sola no repara el daño causado“.

DECLARACIÓN PÚBLICA DE LA CONGREGACIÓN



 

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()