Estudio develó tendencia a la discriminación y el racismo de chilenos hacia los inmigrantes

Luis Alberto Rivera Luis Alberto Rivera

Luis Alberto Rivera Luis Alberto Rivera

De las cuatro dimensiones evaluadas en el estudio, los porcentajes más altos se concentraron en el ítem “Agresión directa”, que alcanzó un promedio de 57,6%.


Los resultados vienen a corroborar que los chilenos somos discriminadores y que, paulatinamente, van surgiendo en nuestra sociedad actitudes racistas”. Este fue el diagnóstico que entregó Medardo Aguirre, director del Centro Nacional de Estudios Migratorios (Cenem) de la Universidad de Talca (UTALCA), al presentar el informe “Inmigración y discriminación en Chile”, a través del cual se recogió la percepción que existe en dicho ámbito entre los extranjeros que llegan al país.

Entre las cuatro dimensiones que abordó el estudio, realizado entre inmigrantes de las comunas de Santiago, Recoleta, Independencia, Estación Central y San Joaquín, en la Región Metropolitana, el porcentaje más alto, un 57,6%, se concentró en el ítem “Agresión directa”.

Al observar los indicadores de esta dimensión se tiene que el 82,0% dice haber tenido que escuchar chistes sobre personas extranjeras, un 64,7% dice haber escuchado comentarios desagradables por ser extranjero, mientras que un 63,7% reconoció que le han mirado en forma desagradable por la misma razón”, detalló Aguirre.

La segunda categoría que registró una alta tasa de discriminación fue “Integración laboral” que, en conjunto, alcanzó un promedio de 47,2%. “En particular se percibe que ser extranjero puede ser una limitante en la integración laboral (55,0%); que puede llegar a ser un aspecto negativo en su proyección profesional (48,9%) o que pueden generarse ciertos estereotipos por el mismo motivo (48,6%)”, precisó el director del Cenem.

En tercer lugar se situó la categoría “Acceso a servicios”, que registró una media de 46,6%. Sobre este ámbito el investigador de la UTALCA detalló que “el mayor nivel se encuentra en la percepción que el acceso a vivienda es más difícil por ser extranjero (66,8%), mientras que en los otros aspectos los niveles están en un 47,4% para el acceso a créditos y 46,0% para el acceso a salud”.

La cuarta dimensión estudiada, “Trato injusto”, registró un promedio de 36,6%. Respecto de este campo, Medardo Aguirre dijo que este resultado “da cuenta que a nivel de instituciones, ya sean públicas o privadas, en general hay una mayor tendencia a dar a los extranjeros un trato más igualitario frente al que se proporciona a los chilenos”.

No obstante, el académico puso una señal de alerta en un resultado que si bien se encuentra entre los más bajos del estudio, resulta igualmente preocupante: “Aunque la percepción de discriminación debería ser ‘cero’, aparece como un hecho menos negativo que sólo un 23,2% manifestó que alguna vez no lo han dejado entrar a algún establecimiento por ser extranjero”, reveló el profesional.

INSTITUCIONES


El estudio realizado por el Cenem también buscó identificar las instancias sociales e institucionales que pueden ser más hostiles o generar más actitudes discriminatorias hacia las personas de otras nacionalidades. “Los resultados sitúan en primer lugar el trabajo (57,6%); más abajo se encuentran otras instancias como el barrio (38,3%), centros de salud pública (34,0%), policía y aduana (31,7%) y comercio (28,6%)”, dijo Aguirre.

Este último resultado da cuenta de ciertos aspectos que se han ido enraizando en el imaginario colectivo de los chilenos y que han sido traspasado a los inmigrantes, que tiene que ver con la idea de que con la llegada de extranjeros al país la principal amenaza para la población local está en la competencia por el mercado laboral, lo cual también es percibido de esa manera por los inmigrantes que consideran que la amenaza laboral y económica es la principal fuente de discriminación”, profundizó.

En este contexto, el estudio también indagó en el rol que los migrantes otorgan a los medios de comunicación en la construcción de la imagen negativa que existe de ellos. “Más de la mitad, un 52,0%, cree que en los medios la imagen que se proyecta de los extranjeros residentes en Chile es negativa”, expresó Medardo Aguirre.

No obstante, el especialista señaló que esto no solo es un fenómeno que se dé solo en ese segmento. “Hay cuestiones que a nivel de la sociedad, en la conversación diaria, no se ha tratado de forma adecuada, como el hecho que se plantee que la llegada de inmigrantes -por lo menos de latinoamericanos y caribeños- viene a generar un problema a Chile, cuando lo que se debería hacer es ver este fenómeno como algo natural que se da en todos los países”, afirmó.

Los extranjeros que llegan a Chile no solo representan un aporte porque vienen a trabajar y desde esa perspectiva también nos resuelven un problema, porque, por ejemplo, no hay que olvidar la salud pública está siendo sustentada fundamentalmente por médicos extranjeros, sino que, además, representan una contribución cultural en sus más diversas expresiones”, subrayó el investigador de la UTALCA.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()