Vecinos de Circunvalación con calle Calama piden urgente un semáforo.

Archivo
Publicado por: Luis Alberto Rivera

Bocinazos, bruscas frenadas y fuertes golpes son algunos de los ruidos que día y noche deben soportar los residentes de las villas El Boldo 6 y 7, sector norte de la ciudad de Curicó, debido al peligroso cruce de Avenida Circunvalación con Calle Calama.

El vecino Felix Martínez Moraga, quien vive justo en la esquina, dijo haber visto un número indeterminado de accidentes de tránsito, incluso uno de ellos con fatales consecuencias y la única solución para evitarlos sería la instalación de un semáforo.

Al mismo tiempo señaló que en varias oportunidades junto a su esposa, ha tenido que socorrer a personas que han resultado heridas frente a un accidente. “Aquí ha habido muchos accidentes y entre ellos, ocho de personas que circulaban en moto y el año pasado una resultó fallecida, es por eso que se necesita en forma urgente un semáforo en esta esquina”

A su vez la vecina Mireya Becerra dijo que desde que se abrió la Avenida Circunvalación Norte por el paso bajo nivel, no existe tranquilidad en el sector. “No podemos estar tranquilos con los constantes bocinazos y los chirridos de frenadas bruscas, nosotros cuando sentimos algo, salimos de inmediato siempre pensando en lo peor y nos ha tocado varias veces atender a personas heridas y al mismo tiempo llamamos a la ambulancia, bomberos y carabineros”.

En el mes de noviembre pasado se formó una junta de vecinos con más de 200 socios del sector El Boldo 6 y 7 y tienen programada una reunión para el 5 de abril próximo a la cual está invitado el alcalde de Curicó.

El principal tema que le plantearán a la autoridad será la necesidad de un semáforo en Avenida Circunvalación norte con calle Calama.

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios