Alumnos de Sagrada Familia enviaron sus esperanzas a niños en Jordania

Vivimos La Noticia

Vivimos La Noticia

entrega_cartas

   

“Si nuestros niños  logran una sonrisa, pese a los cientos de kilómetros de distancia, pienso que habremos cumplido con el objetivo”, dijo el alcalde Martín Arriagada, al apoyar la iniciativa.

    Los alumnos pertenecientes a tres escuelas de esta comuna se abocaron a escribir cien cartas, dirigidas a niños prácticamente de sus mismas edades, con el objetivo de en ellas enviarles fuerzas y esperanzas ante un contexto de guerra y hostilidad en que se encuentran insertos en sus campamentos de Jordania, en el lejano medio oriente hasta donde fueron derivadas las misivas a través de la ONU, Organización de Naciones Unidas. La iniciativa de enviar un mensaje a niños sirios, refugiados en Asrak, Jordania,  fue escuchada por el área cultura de la dirección comunal de Educación, DAEM de Sagrada Familia, y apoyada por el alcalde Martín Arriagada, quien explicó que la idea busca “abrir los horizontes a nuestros alumnos, que conozcan otras realidades, traspasen fronteras, y qué mejor que hacerlo a través de un mensaje de esperanza para otros niños en el mundo”. “En la realidad que se vive en Siria, en Jordania, arrancar una sonrisa es complejo y difícil, pero creemos que nuestros niños lo pueden lograr, y si lo logran, una sonrisa, pese a los cientos de kilómetros de distancia, pienso que habremos cumplido con el objetivo. Por ello es que los apoyamos, y se gestionó con Acnur, (Agencia para refugiados) de la ONU que vinieran a recibir estas cartas, y hacerlas llegar a destino”, agregó el jefe comunal.

DE BULLYING A LA GUERRA

    Brenda Sandoval, encargada de cultura de Sagrada Familia, indicó que la iniciativa se enmarca en el programa de convivencia escolar, en que se ha planteado que  temas como el anti-bullyng y el buen trato “no solo aborda al compañero de al lado, sino que tiene que ver con  el sufrimiento del entorno en general, y en este caso un sufrimiento que como humanidad padecemos, en que el bullyng se transformó en guerra civil, como lo que ocurre en Siria”. El objetivo ha sido – agregó la profesional- “que los chicos aprendieran que no son solo habitantes de Sagrada Familia, sino habitantes del mundo, en que el sufrimiento, las alegrías, las vivencias de acá, pueden estar  en otros lugares del planeta, y creemos que los niños han entendido el mensaje, y así lo han plasmado en las cartas escritas en las escuelas de Santa Emilia, La Isla, y Lo Valdivia, cartas que viajarán al campamento de Asrak, en Jordania”, dijo.

MIRADA DIFERENTE

    Por su parte la directora comunal de Educación, Maryaliz Pino destacó los alcances de la iniciativa, “y más aún ha sido muy gratificante de cómo nuestros niños han asumido este desafío, con mucha solidaridad hacia sus similares de otro país lejano, lo que nos deja muy contentos, muy satisfechos por lo logrado, ya que además nuestros los alumnos participantes hoy muestran una mirada diferente”, afirmó. En torno a la trascendencia de una simple carta, enviada de niño a niño, a muchos kilómetros de distancia, Rebbeca Steward, integrante de Acnur, de la ONU, expresó un metáfora: “el mar se encuentra lleno de gotas de agua, y en ese sentido creo que el gesto de niños hacia sus similares, gestos como estos, son una señal de esperanza para generar un mar de solidaridad hacia personas, hacia niños refugiados en el mundo”, puntualizó la profesional francesa.    ]]>

LEER ARTICULO COMPLETO
Ver los comentarios ()